Una joven inmigrante, originaria de Guatemala, quien ingresó a Estados Unidos huyendo de la violencia en su país y con la esperanza de encontrar un futuro mejor para su hijo de cinco años, logró una gran victoria este miércoles.

Luz Alejandra Guzmán y su pequeño hijo Eddy habían sido citado hoy por las autoridades de migración, quienes le dijeron que llegara con sus boletos de avión listos para ser deportada, sin embargo gracias al apoyo del líder comunitario Luis Yumbla y la asesoría del abogado Edgar Fankboner, logró tener una oportunidad para entrevistarse con las autoridades del ICE y no ser deportada.

Luis Yumbla es un gran colaborador de la comunidad hispana en Estados Unidos y de los derechos de los inmigrantes, gracias a su apoyo la joven Luz Alejandra Guzmán pudo recibir la asesoría del abogado Edgar Fankboner y no ser deportada.

Esta acción representa una contundente victoria para la comunidad hispana que lucha contra las políticas migratorias de la administración actual, la cual cada vez es más agresiva contra los inmigrantes.

Luz Alejandra Guzmán y su hijo llegaron a Estados Unidos en septiembre del 2018 huyendo de una cruel violencia social y familiar, fueron detenidos en la frontera sur y liberados bajo fianza.

A Luz Alejandra Guzmán le colocaron un grillete en el tobillo para que pueda reportarse cada mes a los oficiales de inmigración. Ante la falta de apoyo y asesoramiento legal la joven madre la iban a deportar este miércoles, sin embargo se logró que las autoridades revertieran su decisión y le permitieran quedarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here