Luego de 5 meses volvemos a ver al Papa Francisco rodeado de peregrinos, eso sí, siguiendo las medidas sanitarias.

El Estado más pequeño del mundo ha puesto en marcha protocolos para que el Papa pueda impartir su catequesis de los miércoles junto a peregrinos que vienen a Roma. Aunque solo podrán participar 500 personas.

Desde este 2 de septiembre las Audiencias Generales no serán ni en la Plaza de San Pedro ni desde el Aula Pablo VI, sino desde el Cortile di San Damaso, dentro del Vaticano.

Este espacio es por donde ingresan los líderes mundiales cuando van a reunirse con el Papa en el Palacio Apostólico. Juan Pablo II lo solía utilizar para celebrar reuniones con jóvenes durante la Semana Santa.

En esta oportunidad, Francisco usará este patio interno para las Audiencias Generales durante el tiempo que sea necesario por la pandemia. Un espacio más reducido que permitirá un ingreso más controlado de los asistentes que podrán acceder desde las 7:30 horas, sin billete ni invitación especial. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here