Varias personas recibieron disparos en una clínica de salud de Minnesota el martes y alguien fue detenido después, dijo la policía.

El tiroteo ocurrió en una clínica de Allina en Buffalo, una ciudad de unas 15.000 personas a unas 40 millas (64 kilómetros) al noroeste de Minneapolis, dijo Kelly Prestidge, directora de oficina del Departamento de Policía de Buffalo, a The Associated Press.

Prestidge dijo que una persona fue detenida, pero que no sabía si era el tirador. También dijo que no tenía más información sobre el ataque, incluida la cantidad de personas que recibieron disparos o si alguien murió.

 El jefe de policía Pat Budke le dijo a la estación de televisión KSTP que el tiroteo ocurrió dentro del campus de Allina Clinic Crossroads. Dijo que la situación se contuvo poco antes del mediodía y que no había más amenazas para la seguridad del público.

La portavoz de North Memorial Health, Abigail Greenheck, dijo que varias víctimas fueron llevadas a su hospital en Robbinsdale. No dijo cuántos o en qué condición se encontraban. El portavoz de Allina Health, Timothy Burke, se negó a decir si alguna víctima fue llevada al hospital de Buffalo.

El portavoz del FBI Kevin Smith dijo que los técnicos de bombas de la agencia se dirigían al lugar, pero no pudo confirmar los informes de los medios sobre una posible bomba o explosión en la clínica.

Miembros del grupo de control de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego y agentes especiales de la Oficina de Aprehensión Criminal del estado también se dirigieron al lugar, dijeron voceros de las agencias.

Las imágenes de noticias del helicóptero de televisión casi dos horas después del ataque no mostraron actividad en la clínica, pero se podían ver al menos tres ventanas de vidrio roto en el exterior de la clínica.

La Oficina de Examinadores Médicos del Medio Oeste, que maneja casos en el condado de Wright, no hizo comentarios sobre si había enviado a alguien a la escena.

Un portavoz del Departamento de Salud Pública del estado dijo que no sabía de inmediato si la clínica había estado administrando vacunas COVID-19. Un portavoz de Allina remitió todas las preguntas a la policía de Buffalo y a la Oficina del Sheriff del condado de Wright.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here