Una parte de mí… Un testimonio contra la mutilación genital femenina

0
175

“Me habrán arrancado la carne, pero nunca el corazón”, dice con determinación Abida Dawud, sometida a una ablación cuando apenas tenía siete días de vida. Ahora, junto con otras dos mujeres supervivientes de la mutilación genital femenina en Etiopía, cuenta su experiencia para concienciar contra esta práctica.

El 6 de febrero se conmemora el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

En Etiopía, como en muchos lugares, esta práctica ha disminuido en las últimas décadas. En la actualidad, afecta al 65 % de las niñas y mujeres, en comparación con el 80 % en el año 2000. Aun sigue siendo una cifra escalofriante.

Abida Dawud la ha sufrido. Procede de la región etíope de Afar, donde la prevalencia de la mutilación sigue siendo extremadamente alta, pues alcanza el 91%. La tasa de mortalidad materna en la región es cinco veces superior al promedio nacional.

“Solía preguntarle a mi madre por qué me había hecho esto. La interrogaba sobre por qué me expuso a tanto sufrimiento. Me prometí que no mutilaría a mi hija”, dice Abida Dawud en un relato al Fondo de Población de las Naciones Unidas, una de las agencias líderes en la lucha contra este flagelo.

Dawud, junto con Zahra Mohammed Ahmed y Khadija Mohammed, se han convertido en adalides contra mutilación genital femenina.

“Quiero decirle al mundo: detengan la mutilación genital femenina; me ha perjudicado y ha arruinado mi vida. Si no la frenan, serán testigos del sufrimiento”, afirma Dawud.

 Conoce los testimonios de estas tres mujeres que nos han traído nuestros compañeros del Fondo de Población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here