Un súper ciclón amenaza a India y Bangladesh en medio de la pandemia de coronavirus

0
64

La tormenta equivalente a un huracán de categoría 5 se acerca a las áreas costeras de la Bahía de Bengala. Los expertos advierten de marejadas ciclónicas de hasta cuatro o cinco metros de altura que causará inundaciones, y lluvias que amenazan los campamentos de refugiados en Bangladesh. Unos tres millones de personas han sido evacuadas, y el distanciamiento social para prevenir el COVID-19 está en riesgo.

El ciclón tropical Amphan se intensificó rápidamente en la Bahía de Bengala convirtiéndose en un “súper ciclón”, el equivalente a un huracán categoría 5 en la escala Saffir Simpson, y ahora se encuentra en camino a las áreas costeras de India y Bangladesh, informó este martes la Organización Meteorológica Mundial.

La portavoz Claire Nullis, anunció que se espera que el ciclón toque tierra el miércoles 20 de mayo como una tormenta ciclónica extremadamente severa (equivalente a la Categoría 3), trayendo vientos peligrosos, marejadas e inundaciones a las áreas costeras de Bengala Occidental.

Amphan (pronunciado Um-Pun) está en camino a áreas densamente pobladas en un momento en que las restricciones debidas a la pandemia de COVID-19 complican la gestión de desastres.

“El Departamento de Meteorología de la India en Nueva Delhi, que actúa como Centro Meteorológico Regional Especializado de la Organización Meteorológica Mundial para Ciclones Tropicales, advirtió sobre una marejada de tormenta de hasta cuatro o cinco metros de altura, que probablemente inunde áreas bajas de Bengala Occidental y de aproximadamente 2,5 a 3,5 metros para Bangladesh”, explicó Nullis.

Amphan tocaría tierra con una velocidad de viento máxima sostenida de 155-165 km / hora, con ráfagas de 185 km / hora y lluvias torrenciales, entre Digha (Bengala Occidental, India) y las Islas Hatiya (Bangladesh), cerca del área del parque nacional Sundarbans.

El primer ministro indio, Shri Narendra Modi, presidió una reunión de alto nivel para revisar la preparación de la respuesta y el plan de evacuación presentado por la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres.

Tanto India como Bangladesh siguen una política de cero víctimas. Un millón de personas están siendo evacuadas en India mientras que su país vecino Bangladesh podría igualar un récord de evacuaciones establecido en noviembre pasado antes del ciclón Bulbul, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres.

“Hace 50 años, un millón de personas murieron en el ciclón Bhola. Desde allí ha habido una gran reducción de las muertes por ciclones en esta región debido a los preparativos que se ponen marcha. Se evacuarán a tres millones de personas en India y Bangladesh”, explicó el portavoz de la Oficina, Denis Mc Clean.

Refugiados en peligro

Por su parte las agencias humanitarias de la ONU intensificaron los preparativos en los asentamientos rohingyás de Cox’s Bazar, hogar de aproximadamente 1,2 millones de refugiados y miembros de la comunidad de acogida.

“Las comunidades ya son vulnerables a la devastadora crisis de salud y sabemos que, si las personas se ven obligadas a buscar refugio comunitario, no podrán mantener el distanciamiento físico y correrán el riesgo de contraer o transmitir la enfermedad”, explicó Paul Dillon, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones

Según datos del Gobierno bengalí, hasta el 18 de mayo, se habían confirmado cinco casos de coronavirus en la población de refugiados.

Los 34 campamentos rohingyás con 900.000 personas están a salvo de la marea, pero podrían verse gravemente afectados por deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas dependiendo de cuán fuertes serán las lluvias.

Los equipos de la Organización Internacional para las Migraciones están utilizando lo aprendido durante la respuesta al ciclón Bulbul en noviembre de 2019 para prepararse para la nueva temporada de ciclones. 

Se encuentran capacitando a las personas sobre los mecanismos de alerta temprana y actividades de respuesta, distribuyendo y posicionando suministros, renovando refugios comunitarios contra ciclones, reforzando infraestructura crítica, reparando sistemas de drenaje, mejorando la durabilidad del refugio individual y creando conciencia en toda la comunidad.

OIMCentro de aislamiento para pacientes de coronavirus en el campo de refugiados rohinyá en Cox’s Bazar, Bangladesh

Una zona tormentosa

La temporada de ciclones tropicales en la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo tiene dos picos, alrededor de mayo y alrededor de noviembre y, en el pasado, la cuenca fue testigo de una gran cantidad de muertes.

Las campañas extensas y coordinadas de reducción del riesgo de desastres han resultado en una menor cantidad de muertes en los últimos años.

Por ejemplo, la tormenta ciclónica extremadamente severa Fani tocó tierra en Odisha, India, el 3 de mayo de 2019. Se acreditó que las predicciones anticipadas precisas y una gran campaña bien coordinada de reducción del riesgo de desastres, incluida la evacuación de cientos de miles de personas, mantuvieron las muertes al mínimo. Esto contrastaba con el ciclón Odisha de 1999 que causó miles de fallecimientos en la India.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here