Un gran número de mujeres no puede tomar decisiones de salud reproductiva

0
36

Según los datos de 57 países, una cuarta parte de las mujeres no puede decidir si quiere recibir servicios de salud y el 10% no tiene autonomía para decidir sobre el uso de anticonceptivos, revela un informe, que también alerta del retroceso registrado en muchos países con respecto a las decisiones de las mujeres sobre sus cuerpos.

Los hallazgos del primer informe de carácter global que se hace sobre el poder de decisión de las mujeres sobre sus cuerpos son terriblemente desalentadores, indicó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Según los datos de 57 países que sirvieron de base para el estudio elaborado por esa agencia, un 25% de las mujeres no puede decidir sobre su acceso a servicios de salud, un 25% no puede negarse a tener sexo con su esposo o pareja y el 10% no puede tomar decisiones con respecto al uso de anticonceptivos.
La cifra de mujeres que puede tomar decisiones en esos tres campos alcanza apenas el 55%, revela el documento.

Por si fuera poco, en más del 40% de estos países el poder de decisión de las mujeres no mejora e incluso retrocede. Un ejemplo es Benín, donde el 41% podía decidir en 2006, mientras que en 2018 sólo el 36% puede hacerlo.

El caso de Haití

Entre los países analizados, el informe expone el caso de Haití, donde las mujeres difícilmente hablan, de acuerdo con la experiencia de la doctora Lise Marie DeJean, quien impartía talleres sobre salud reproductiva a las parejas en el sureste del país. “Siempre era el hombre el que hablaba”, recuerda.

El UNFPA indicó que más del 20% de las haitianas no tiene autonomía para tomar decisiones sobre su salud. La misma proporción no puede negarse a tener sexo con su pareja y el 7% no puede decidir en cuanto a métodos anticonceptivos. El 59% puede decidir sobre estos tres aspectos.

La pobreza y el aislamiento rurales empeoran la situación. La doctora DeJean señala que en dos localidades remotas del área donde trabajaba eran los hombres campesinos quienes se le acercaban a preguntarle sobre opciones anticonceptivas para sus esposas. “Es decir, cuando las mujeres usaban algún método, era por decisión de los hombres, lo que refleja una falta de autonomía de las mujeres”, recalcó.

El nuevo informe del UNFPA presenta un sistema para medir hasta qué punto los Gobiernos implementan las leyes que protegen el acceso de las mujeres a los servicios e información sobre salud sexual y reproductiva.

Mali

En Mali, otro de los países enumerados en el estudio, existe una gran brecha entre la ley y la realidad: cuenta con el 79% de las medidas legales que protegen la autonomía de decisión de las mujeres en cuanto a salud sexual, reproductiva y cuidados maternales; sin embargo, en la práctica no son suficientes para que ejerzan su derecho a un embarazo y parto seguros, por ejemplo.

El análisis subraya que en más de cien países no existen datos disponibles sobre el poder de decisión de las mujeres o sobre las leyes que garantizan su acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

“Es muy urgente que se recolecten datos tanto en los países de renta media como de ingresos altos para observar el grado de cumplimiento del compromiso con el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y a los derechos reproductivos”, puntualizo Mengjia Liang, especialista del UNFPA en datos y coautora del informe.

La agencia de la ONU recalcó que es imperativo redoblar inmediatamente los esfuerzos para que las mujeres ejerzan sus derechos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here