El número de personas huyendo de la ofensiva que Rusia ha lanzado sobre Ucrania sobrepasa los 874.000, la mitad de los cuales son niños, y sube a cada hora, según los datos que ofreció la Agencia de la ONU para los Refugiados este miércoles.

Más de la mitad de esos refugiados se han dirigido hacia Polonia, tal y como muestra un nuevo portal de datos operativos del ACNUR que hace un seguimiento de las llegadas de refugiados a los países vecinos. Otros han encontrado refugio en Hungría, Moldova, Rumanía, Eslovaquia y algunas otras naciones próximas.

La decisión de marcharse

A medida que el conflicto se intensifica, las familias han escapado de Ucrania como han podido. Algunas han recorrido largas distancias a pie a temperaturas bajo cero, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La decisión de marcharnos se tomó en un momento, porque la situación en Ucrania es muy dura y no sabes lo que va a pasar al minuto siguiente.

Tania, de la ciudad de Chernivtsi, situada en el oeste de Ucrania, cerca de la frontera con Rumanía, tuvo que tomar la decisión de abandonar su casa con su familia.

Escapó con su hermana Sophia, de 19 años, y su hija Mia, de 2, apenas unos días después de que Rusia lanzara la ofensiva militar el 24 de febrero.

“La decisión de marcharnos se tomó en un momento, porque la situación en Ucrania es muy dura y no sabes lo que va a pasar al minuto siguiente”, dijo a UNICEF.

Tania, a la derecha, posa junto a su hermana y su hija en el punto fronterizo de Siret, entre Rumania y Ucrania.

UNICEF/Alex NicodimTania, a la derecha, posa junto a su hermana y su hija en el punto fronterizo de Siret, entre Rumania y Ucrania.

Apoyo las 24 horas del día

Los organismos de las Naciones Unidas trabajan sin descanso para apoyar a los ucranianos desplazados que inundan las fronteras occidentales.

El ACNUR lleva años en la región y coordina la respuesta a los refugiados junto con otros organismos de las Naciones Unidas y sus asociados, en apoyo de las autoridades nacionales.

En Polonia, por ejemplo, el personal está ayudando a las autoridades a registrar a los refugiados y a proporcionarles alojamiento y asistencia.

Las familias que se desplazan necesitan cubrir sus necesidades básicas, como alojamiento, alimentos y agua. Los niños, traumatizados por la violencia de la que han sido testigos, también necesitan atención psicosocial, dijo UNICEF.

El personal de la agencia se encuentra en el punto de cruce de Palanca, en la frontera entre Moldavia y Ucrania, donde se ha establecido un centro de refugiados temporal.

El equipo ha entregado varias toneladas de productos de higiene básicos que se necesitan desesperadamente, como desinfectantes, pañales y toallitas húmedas.

Espacios seguros para las familias

UNICEF está estableciendo aéreas seguras, llamadas Punto Azul, en lugares fronterizos y otros lugares clave para apoyar la prestación de servicios de emergencia a las familias. 

Estos centros fueron cruciales durante la crisis de refugiados y migrantes en Europa en 2015-2016.

Los Puntos Azules ofrecen una serie de servicios, como espacios seguros para madres e hijos, apoyo psicosocial, asesoramiento jurídico básico, kits de ocio y productos de higiene. 

Los niños no acompañados y separados también pueden recibir apoyo, y hay lugares donde los niños y las niñas pueden jugar.

Desastre en casa

Yaroslav, de nueve años, y su madre, Vica, planeaban cruzar a Rumanía tras viajar varios días desde su ciudad natal, Kherson, en el sur de Ucrania. 

“Nuestra familia está allí. Todo el tiempo se están refugiando. Es un desastre”, dijo Vica. “Tenemos un par de amigos en Europa, quizá podamos ir allí, no lo sabemos. Tal vez a España, pero ahora mismo no estoy segura”. 

Vica ha hablado con amigos que se han quedado en Kherson. “Todos los niños de allí están aterrorizados, escondidos en los baños, en los refugios, escondidos en los sótanos”, dijo.

El 27 de febrero de 2022, la gente cruza la frontera de Ucrania a Polonia.

© UNICEF/UNIANEl 27 de febrero de 2022, la gente cruza la frontera de Ucrania a Polonia.

Intensificación de la respuesta

La ONU ha lanzado un llamamiento de 1700 millones de dólares para proporcionar la ayuda que se necesita urgentemente en Ucrania y para apoyar a los refugiados y a los países vecinos que los acogen.

Se calcula que 12 millones de personas dentro de Ucrania necesitarán ayuda y protección, mientras que más de cuatro millones de refugiados podrían necesitar protección y asistencia en los próximos meses.

“Esta es la hora más oscura para el pueblo de Ucrania”, dijo Martin Griffiths, el jefe de asuntos humanitarios de la ONU.

“Tenemos que intensificar nuestra respuesta ahora para proteger la vida y la dignidad de los ucranianos de a pie. Debemos responder con compasión y solidaridad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here