Una corte federal de apelaciones se negó el miércoles a bloquear una citación de un gran jurado de Nueva York por varios años de los registros fiscales del presidente Donald Trump , un nuevo revés legal en sus esfuerzos por mantener sus declaraciones fuera del alcance de los fiscales estatales.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito negó un esfuerzo de los abogados de Trump para que se desechara la citación con el argumento de que era demasiado amplia o tenía motivaciones políticas y se emitía de mala fe.

 “Las acusaciones de mala fe del presidente no generan una inferencia plausible de que la citación fue emitida por malicia o con la intención de acosar”, dijo el tribunal.

 Es probable que ahora los abogados del presidente le pidan a la Corte Suprema de Estados Unidos que bloquee la ejecución de la citación mientras presentan una apelación. El fiscal de distrito de Nueva York, Cy Vance, acordó no ejecutarlo por ahora, lo que le dio al equipo legal de Trump la oportunidad de pedir a los jueces una orden que lo bloquee temporalmente mientras el tribunal decide si aceptará la apelación.

Vance busca ocho años de declaraciones de impuestos para una investigación del gran jurado de pagos de dinero en secreto y otras transacciones financieras.

La investigación comenzó después de que se revelara que el ex abogado de Trump, Michael Cohen, le pagó a Stormy Daniels 130.000 dólares para que guardara silencio sobre su afirmación de que tenía un romance con Trump, una acusación que él ha negado. Cohen también le dijo al Congreso que la organización Trump a veces mintió sobre su situación financiera para evadir impuestos u obtener condiciones favorables para los préstamos.

 En julio, la Corte Suprema rechazó la afirmación de Trump de que un presidente en funciones es inmune a cualquier parte del sistema de justicia penal, incluidas las investigaciones del gran jurado. Pero su decisión decía que podía presentar los mismos argumentos que cualquiera al tratar de derrotar la citación.

 En agosto, un juez de un tribunal de distrito federal de Nueva York falló en contra del renovado esfuerzo de Trump para que se desechara la citación, y describió el ataque legal como simplemente una versión reempaquetada de su argumento de inmunidad original.

 Debido al secreto del gran jurado, Vance no ha revelado exactamente qué está investigando su oficina. Pero insinuó el alcance de su trabajo en documentos judiciales recientes.

“La investigación se refiere a una variedad de transacciones comerciales y se basa en información derivada de fuentes públicas, informantes confidenciales y el proceso del gran jurado” y podría incluir la falsificación de registros comerciales, fraude de seguros y fraude fiscal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here