En los resguardos de Caimán Bajo, en Necoclí; Caimán Alto, en Turbo (Antioquia), y resguardo Arquía, en Unguía (Chocó) se efectuó la entrega de dotaciones tecnológicas para fortalecimiento de las oficinas de las autoridades indígenas y la estructura organizativa de estas comunidades.

Los resguardos recibieron, como medida de restitución, computadores portátiles, impresoras multifuncionales, proyectores (video beams) con una inversión cercana los $40 millones.

“Estas dotaciones se han venido entregando, mediante el cumplimiento   de los requerimientos y criterios establecidos previamente en las jornadas de concertación entre la Unidad para las Víctimas y el sujeto de reparación colectiva, teniendo en cuenta los lineamientos que respondan a las características propias de estas comunidades”, explicó Elizabeth Granada Ríos, directora territorial Urabá-Darién.

Por su parte, Edgar Ramírez, rector de la institución educativa Cuna Yala, de Arquía, donde funcionan las oficinas de las autoridades, destacó el apoyo que estas dotaciones pueden brindar a la formación ancestral de 416 estudiantes de las 6 sedes educativas que hay en el resguardo. “Estos elementos se van a instalar en la oficina principal y, como beneficiarios, las vamos a saber aprovechar”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here