Los fuertes aguaceros en la provincia de Sichuan, suroeste de China, han dejado muchas áreas sumergidas en el agua, debido al desbordamiento del río Yangtze y de varios de sus afluentes.

La severidad de las tormentas llevó al Ministerio de Recursos Hídricos de China a emitir una severa advertencia a última hora del 18 de agosto sobre el nivel del agua en el embalse de las Tres Gargantas, que se encuentra en la parte superior del río Yangtze.

Se espera que el agua que ingresa a la presa alcance más de 74,000 metros cúbicos por segundo en la mañana del 20 de agosto, el nivel más alto desde que se puso en servicio en 2003, dijo el ministerio, según un informe de la agencia estatal de noticias de China, Xinhua.

En la ciudad central de Wuhan, donde surgió en diciembre la pandemia de coronavirus, el domingo se registró un volumen récord de 426 milímetros de aguas lluvias, las autoridades estaban utilizando bombas extractoras para despejar las calles anegadas.

La Fundación Heritage, con sede en Estados Unidos, advirtió a principios de agosto que las excesivas inundaciones someten a las presas situadas aguas arriba del río Yangtsé a una tensión cada vez mayor.

En caso de colapso de la presa de las Tres Gargantas, el grupo de expertos dijo que el enorme torrente de agua afectaría a millones de personas que viven río abajo, inundando ciudades como Wuhan y arrasando extensas tierras de cultivo, incrementando la amenaza de la escasez de alimentos.

En Sichuan, las autoridades locales elevaron el martes su alerta de control de inundaciones al nivel más alto (nivel uno) del sistema de cuatro niveles de China, un día después de elevar su nivel de tres a dos, según Xinhua. Las inundaciones obligaron a las autoridades locales a evacuar a más de 100,000 personas el martes, algunos de ellos residentes de Ya’an que tuvieron que escapar después de que los diques de agua de la ciudad se rompieran el lunes.

También en Sichuan, el Buda Gigante de Leshan, una estatua de 71 metros de altura declarada Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad por la UNESCO, tenía agua de inundación cubriendo sus dedos, según informes de los medios estatales chinos.

Mientras las inundaciones continúan devastando gran parte de China, el tifón Higos tocó tierra el 19 de agosto en la provincia de Guangdong, en el sur de China, alrededor de las 6 a.m., hora local, según Xinhua. También se espera que las provincias cercanas de Hainan y Guangxi experimenten fuertes lluvias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here