Las sirenas antiaéreas por disparos de misiles sonaron hoy el área metropolitana de Tel Aviv en medio de una fuerte escalada de violencia con el grupo Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, la peor de los últimos años, informó el Ejército israelí en un comunicado.

El movimiento islamista Hamas había amenazado con disparar a esta zona de Israel si atacaba el conocido edificio Hanide de 12 plantas, en la Ciudad de Gaza y en el que dirigentes del movimiento tenían sus oficinas, que esta tarde fue bombardeado.

 El grupo islamista afirmó que lanzó 130 cohetes contra Tel Aviv, donde el Ejército israelí activó las alarmas por el ataque. “Como prometimos, hemos lanzado un ataque contra Tel Aviv. Lanzamos 130 cohetes en reacción a la destrucción de un gran edificio en Gaza”, anunció el ala militar del grupo, las brigadas Ezzedin al-Kassam.

En las redes sociales se publicaron videos del ataque de Hamas y la respuesta de la Cúpula de Hierro, el sistema defensivo israelí para derribar misiles. El aeropuerto de la ciudad costera fue cerrado. Según la policía local, una mujer israelí murió cerca de Tel Aviv tras el impacto de un cohete. Además, un organismo de emergencias sanitarias, Magen David Adom, informó que tres personas habían sido hospitalizadas en Holon: una niña de 5 años y dos mujeres, una de 50 años y otra de 30.

 Los ataques israelíes llevados a cabo con aviones y helicópteros dejaron al menos 28 palestinos muertos, incluidos diez chicos, y unos 125 heridos, según el Ministerio de Salud de Gaza. La Jihad Islámica, segundo grupo armado en Gaza, dijo que dos de sus líderes están entre los muertos. En el lado israelí, los cohetes disparados por Hamas contra las ciudades de Asdod y Ashkelon, ubicadas al norte de Gaza, y Tel Aviv mataron a tres mujeres israelíes.

 El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, había prometido este martes incrementar las represalias contra la Franja de Gaza, en el peor estallido de violencia en años entre las fuerzas israelíes y el movimiento islamista Hamas que dirige el enclave palestino, que incluyeron en las últimas horas el lanzamiento de cohetes desde Gaza sobre Tel Aviv.

La comunidad internacional pidió calma a las partes en conflicto, desencadenado por enfrentamientos entre policías israelíes y manifestantes palestinos en Jerusalén Este, y que escaló hasta implicar el lanzamiento de cohetes desde Gaza seguido de una fuerte respuesta aérea israelí.

 Los ataques a la Franja de Gaza continuarán y “todos los comandos se deben preparar para un conflicto más extendido, sin límite de tiempo”, advirtió hoy el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Aviv Kochavi, que confirmó la orden militar de atacar a miembros operativos de Hamas y de la Jihad Islámica. La tensión en la zona recrudeció tras los ataques de la aviación israelí a Gaza, la noche del lunes, en los que murieron dos comandantes de la Jihad Islámica, además de 24 civiles, entre ellos, nueve chicos, según datos del Ministerio de Salud de Hamas, citados por la agencia palestina Maan. Hay además por lo menos 122 heridos.
 El jefe del Estado Mayor dijo que las Fuerzas de Defensa de Israel continuarán actuando de manera decisiva para llevar seguridad a los residentes del sur.

El brazo armado de Hamas juró por su parte convertir Ashkelon en “un infierno” si los ataques israelíes dejaban víctimas civiles en Gaza. Y había amenazado incluso con lanzar cohetes contra “rascacielos de Tel Aviv, mucho más graves que los de Ashkelon”, si continuaba la “agresión”, lo que efectivamente hizo este martes con decenas de cohetes. Hamas había amenazado el lunes a Israel con una nueva escalada militar si sus fuerzas no se retiraban de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este -tercer santuario del Islam- donde los enfrentamientos diarios entre palestinos y la policía israelí dejaron cientos de heridos desde el viernes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here