Suspenden la hidroxicloroquina del ensayo clínico mundial de tratamientos contra el coronavirus

0
252

Un estudio científico de observación asegura que los pacientes hospitalizados con COVID-19 que han sido tratados con el medicamento tienen un mayor riesgo de mortalidad. Como medida de prevención, el grupo directivo del ensayo clínico mundial liderado por la agencia de salud de la ONU, decidió iniciar una revisión de los datos antes de continuar tratando pacientes con hidroxicloroquina.

La Organización Mundial de la Salud informó este lunes que el grupo ejecutivo del “Ensayo de Solidaridad”, que busca tratamientos para el COVID-19, decidió suspender temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina.

“El viernes, The Lancet publicó un estudio de observación sobre hidroxicloroquina y cloroquina y sus efectos en pacientes con COVID-19 que han sido hospitalizados. Los autores informaron que entre los pacientes que recibieron el medicamento, cuando se les suministró solo o con un macrólido, tuvieron una tasa de mortalidad más alta”, informó el director de la OMS durante su habitual conferencia de prensa.

Tedros Adhanom Gebreyesus afirmó que el grupo ejecutivo, que representa a 10 de los países que participan en el ensayo, acordó hacer un análisis exhaustivo y una evaluación crítica de todas las pruebas disponibles a nivel mundial sobre el uso de la hidroxicloroquina.

“La revisión considerará los datos recopilados hasta ahora y, en particular, los datos disponibles aleatorios, para evaluar adecuadamente los posibles beneficios y daños de este medicamento”, afirmó el director.

Aunque se haya implementado una pausa temporal de la rama de hidroxicloroquina dentro del ensayo clínico mundial, los otros medicamentos planeados continuarán siendo probados.

“Hace más de dos meses iniciamos el Ensayo de Solidaridad, para evaluar la seguridad y la eficacia de cuatro medicamentos y combinaciones de medicamentos contrael  COVID-19. Más de 400 hospitales en 35 países están reclutando pacientes activamente y se han inscrito cerca de 3500 en 17 países”.

UN Photo/Evan SchneiderUn paciente llega al hospital Mount Sinai de Nueva York.

Una medida preventiva

La doctora Soumiya Swaminathan, científica jefe de la OMS, explicó que un conjunto de expertos independientes que supervisan el ensayo, la llamada junta de monitoreo, serán los encargados de revisar los datos de la hidroxicloroquina.

“Cuando vimos la publicación en The Lancet, aunque sólo tenga datos de observación, se trata de un gran número de pacientes, 96.000, de los cuales unos 14.000 tuvieron tratamiento de cloroquina o hidroxicloroquina. También había muchas preguntas de nuestros investigadores en diferentes países, y sabíamos que las entidades regulatorias en esas naciones estaban discutiendo también estos datos. Entonces el comité decidió que, teniendo en cuenta esta incertidumbre, había que ser proactivos y mantenernos en el lado de la precaución suspendiendo temporalmente la rama de la hidroxicloroquina del ensayo”, dijo.

La doctora agregó que en el ensayo de la OMS solo está la hidroxicloroquina y no la cloroquina, y que el plan a seguir es examinar los datos de los 3500 pacientes que se tienen hasta ahora.

“También escribiremos a los principales investigadores de otros ensayos clínicos, unos siete, entre ellos el del Reino Unido, que están utilizándola, y miraremos toda la evidencia que hay. Solo queremos usar la hidroxicloroquina si es segura y eficaz y si reduce la mortalidad y el tiempo de hospitalización sin incrementar otros riesgos”, agregó la científica.

Swaminathan aseguró que una vez se reúnan los datos de los estudios, se revisará la decisión del comité de suspender la hidroxicloroquina del Ensayo de Solidaridad.

Chen JingyuTrabajadores de salud en China atienden a un paciente.

Medicamentos efectivos para otras enfermedades

El director de la Organización Mundial de la Salud recalcó que estas preocupaciones del uso de la cloroquina son sólo con respecto al COVID-19.

“Deseo reiterar que estos medicamentos son aceptados como generalmente seguros para su uso en pacientes con enfermedades autoinmunes o malaria”, dijo.

Tedros afirmó que la OMS, como parte de la respuesta a la pandemia, continuará trabajando agresivamente en la investigación y el desarrollo, y proporcionará las actualizaciones necesarias a medida que obtengan más información.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here