La subdirectora de la Unidad, Lorena Mesa, invitó a las víctimas del país “a seguir construyendo paz desde la igualdad de los derechos que tienen como mujeres y de seguir reconociéndose como sujetos de derechos en esta sociedad”.  

Lo hizo desde el Facebook Live “Experiencias que dejan huella”, donde dijo: “quiero enviar un saludo especial a todas las víctimas de la violencia. Han sido 9 años de trabajo con ellas que hemos logrado identificar y saber que para poder llegar a una igualdad real es necesario conocer su sentir y saber que las afectaciones no solamente son para ellas sino para los entornos familiares y los comunitarios”, indicó.  

La subdirectora insistió en que con las víctimas se trabaja a diario de la mano para conseguir que la igualdad sea real. 

“Hoy quisiera que reconociéramos lo difícil que ha sido tener roles de liderazgo en la sociedad, porque para lograr identificarnos o reconocernos, tenemos que hacer un esfuerzo adicional”, subrayó. 

La resiliencia, clave de Natalia Ponce de León 

Por su parte, Natalia Ponce de León, sobreviviente de la violencia de género con un ataque con ácido, invitada central al Facebook Live, tras recordar su corta historia de vida antes de la agresión sufrida hace siete años, indicó que ese hecho violento le hizo sentir que se le iba la vida, pero luego de aceptar lo que pasó, perdonar, reconciliarse y sanarse, puede declarar que aunque padeció un camino muy difícil, pasó de ser “víctima a victoriosa”.      

“¿Cómo es posible ser resiliente en la vida? Pues el primer paso es aceptar y lo hice porque quise salir adelante y sanarme. Los milagros son posibles pero con amor. El amor mueve montañas y por eso tenemos que unirnos como sociedad, dejar tanto odio, tanta rabia, tanto egoísmo y trabajar de la mano e ir hacía un mundo más tolerante, más equitativo y con más oportunidades”, explicó.  

En su opinión, “lo que no hace uno por uno, en la vida nadie lo va a hacer y ese es el empoderamiento. Descubrí que soy muy fuerte y que resistía mucho dolor y todo esto lo he aprendido a través de la adversidad”, recalcó. 

Para Ponce de León, el amor propio, la constancia, el aceptar, son los pasos para salir adelante y ser una persona resiliente, aunque el camino no sea fácil. “Agradezco a Colombia y a todo el mundo por todo ese amor que me enviaron, creo que el amor y la energía linda que me enviaron fue lo que me dio la energía para pararme, recuperarme, luchar y ser la persona que soy”, añadió.   

También resaltó que “son muchos los valores que hoy tanto le faltan al mundo. Hay que aceptar que hay personas que piensan diferente, que todos somos diferentes, pero que también somos iguales y que todos luchamos por sobrevivir. Hay que trabajar por la igualdad, por la inclusión; los hombres tienen que ser parte de esta lucha porque cada mujer quemada, violentada, cada niño abusado es más miseria para un país, más pobreza y una mayor desigualdad”, fue parte de su reflexión. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here