Las condiciones están puestas para que se vuelva a experimentar un día “brutalmente frío” a causa de un sistema ártico de alta presión en el centro-norte de Estados Unidos, lo que podría causar tormentas de hielo o lluvia helada en las próximas horas.

 El Servicio Nacional Meteorológico (NWS en inglés) alertó este martes a través de un comunicado sobre la probabilidad de que una tormenta produzca una acumulación significativa de hielo desde la mitad del valle de Mississippi hasta los valles de Ohio y Tennessee el miércoles y el jueves.

“Se espera que persista un patrón de clima frío durante los próximos días en todo el país y solo unos pocos lugares afortunados en el sureste y suroeste permanecen cálidos y secos”, indicó el NWS.

 “Debido a la peligrosa combinación de temperaturas muy frías y viento ligero, las advertencias y avisos de sensación térmica se extienden a lo largo de 12 estados diferentes, desde las llanuras del norte y el centro hasta el Medio Oeste”.

La alerta se encuentra vigente, además, para más de 20 millones de personas que habitan toda la zona norte y Medio Oeste del país.

“Todo el norte del país sigue bajo alerta por baja temperatura. El efecto del viento hace que hoy se sientan -20°F, -30°F e incluso -50°F”, señaló en su cuenta de Twitter Albert Martínez, meteorólogo.

 Las tormentas de los últimos días en esa zona del país han sido causadas por el fenómeno conocido como vórtice polar, un gran área de baja presión y aire frío que rodea los polos de la Tierra y que en invierno, en ocasiones, desciende hacia el sur causando frío intenso y tormentas.

Además, con una combinación de temperaturas bajo cero en ciudades del norte como Chicago y 80F de calor a lo largo de la costa del Golfo, los elementos están en su lugar para que se desarrolle un límite frontal en el este de Estados Unidos a finales de esta semana.

La lluvia helada, dicen los meteorólogos, se desarrollará durante la madrugada del miércoles en el norte de Arkansas y se extenderá rápidamente de este a noreste hasta el valle de Ohio el miércoles por la tarde.

“El jueves podrían acumularse cantidades superiores a media pulgada de lluvia helada entre el norte de Arkansas y el oeste de Virginia Occidental”, dice el comunicado.

En la zona noreste, en particular en Nueva Inglaterra, el NWS señaló que se podrían registrar de 3 a 6 pulgadas de nieve y provocar interrupciones aisladas en los viajes. Se han emitido avisos de clima invernal y avisos de tormentas invernales.

 Los modelos del NWS están muestran la posibilidad de otra ronda de nieve en ciudades como Chicago, Indianápolis, Pittsburgh y Nueva York para los próximos días.

En condiciones como las que se esperan con el frío que empuje el llamado vórtice polar, el NWS alertó a la población sobre el riesgo que corre si no se utiliza la ropa adecuada. La congelación, dijeron, podría ocurrir en tan solo media hora.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here