El número de víctimas mortales a causa del huracán Dorian en las Bahamas se elevó a 20 mientras miles de personas se desesperaban ante la falta de noticias de familiares afectados por el paso del ciclón.

De acuerdo con el ministro de Salud de Bahamas, Duane Sands, las labores de rescate y la exploración de las casas inundadas acababan de comenzar y el número de muertos aún podría aumentar.

Según el primer ministro, Hubert Minnis, Dorian destruyó un 60% de Marsh Harbour, la ciudad principal de las islas Ábaco y aeropuerto estaba inundado, toda la zona parecía un lago tras el paso de la tormenta.

El primer ministro Hubert Minnis calificó la situación como “una de las mayores crisis en la historia” del país.

Dorian tocó tierra en las Bahamas con categoría tres, la más elevada, en su paso hacia Estados Unidos perdió fuerza hasta quedar en categoría 2, sin embargo sigue siendo considerado un huracán de alta peligrosidad.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) unas 76,000 personas podrían necesitar ayuda de alimentos, medicinas, refugio y ropa en las Bahamas, luego de perderlo todo a consecuencia del huracán.

“Las proyecciones realizadas justo antes del impacto del ciclón indican que más de 76,000 personas en Abaco y Gran Bahama podrían necesitar comida o ayuda humanitaria”, informó Herve Verhoosel, portavoz de la ONU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here