Las protestas que estallaron las semana pasada en Ecuador se han recrudecido en las últimas horas.

Miles de manifestantes indígenas han llegado a Quito, lo que ha provocado la evacuación del Palacio presidencial y el traslado de la sede de Gobierno a Guayaquil.

Las protestas en Ecuador se originaron por la eliminación de subsidios a los combustibles, una derogación por la que el Gobierno estaba afrontando problemas en vista de la necesidad del endeudamiento creciente que había tenido que asumir.

Este martes las calles de Quito volvieron a convertirse en un campo de batalla entre manifestantes de distintos grupos y la policía.
Por su partes, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, acusa al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, y al expresidente Rafael Correa, de promover las violentas protestas en Ecuador.

Lenín Moreno además dejó claro que no retrocederá en su decisión de abolir los subsidios al combustible.

“Lo que ha sucedido en estos días en el Ecuador, no es una manifestación social de descontento y protesta frente a una decisión de Gobierno, no. Los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que aquí hay una intensión política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido, romper el orden democrático”, dijo Lenín Moreno ante medios de comunicación.

Este martes un grupo de personas irrumpió en en la sede de la Contraloría General, en Quito, donde provocaron destrozos.

Debido a estas acciones la Fiscalía y el Consejo de la Judicatura anunciaron que suspendían sus actividades, en medio de un aumento de disturbios y protestas contra el Gobierno.

Por su parte el colectivo indígena en Ecuador mantienen las protestas contra el Gobierno de Moreno por las recientes decisiones económicas y prepara una gran movilización en Quito.

Una manifestación prevista para este miércoles en la capital pretende reunir a distintos grupos sociales los que se sumarán a al amenos 20,000 miembros del colectivo indígena de todo el país que ya se concetran en Quito.

Imágenes cortesía de Punto por Punto Internacional. New York.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here