El veto de la Federación de Rusia ha impedido este viernes aprobar una resolución del Consejo de Seguridad que condenaba la ofensiva que el presidente Vladimir Putin ha lanzado sobre Ucrania y que contó con el voto a favor de 11 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, y tres abstenciones.

El documento pedía a la Federación de Rusia “el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania y que se abstuviera de toda nueva amenaza o uso ilegal de la fuerza contra cualquier Estado miembro de las Naciones Unidas”.

También exigía que Rusia retirase inmediata, total e incondicionalmente todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, y reafirmaba el compromiso del Consejo de Seguridad con la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

La resolución, que se producía bajo el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas que permite al Consejo tomar las medidas necesarias para restablecer la paz y la seguridad, incluido el uso de la fuerza militar, obtuvo el voto a favor de Albania, Brasil, Gabón, Ghana, Kenia, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Irlanda, México y Noruega. Se abstuvieron China, India y los Emiratos Árabes Unidos. Rusia votó en contra.

El voto negativo de cualquiera de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia, las cinco potencias nucleares- significa de hecho el veto sobre la resolución, lo que impide que el Consejo de Seguridad pueda actuar en los términos en que se solicitaba en el texto.

El documento condenaba también la decisión de Rusia de reconocer las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk y le exigía revertirla.

Las Naciones Unidas nacieron de la guerra para acabar con la guerra

Nada más concluir la reunión, el Secretario General de la ONU hizo una declaración a la prensa en la que lamentaba el hecho de que el Consejo de Seguridad no pudiera actuar.

“Las Naciones Unidas nacieron de la guerra para acabar con la guerra. Hoy ese objetivo no se conseguid. Pero no debemos rendirnos. Debemos dar una oportunidad a la paz. Los soldados deben regresar a sus barracones y los líderes deben volver al camino del diálogo y la paz”, aseguró. 

También dijo que la Carta de las Naciones Unidas ha sido desafiada en el pasado, pero siempre se ha mantenido firme en el lado de la paz, la seguridad, el desarrollo, la justicia, la ley internacional y los derechos humanos.

“Una y otra vez, cuando la comunidad internacional se ha unido en solidaridad, esos valores han prevalecido. Y prevalecerán, independientemente de lo que ocurra hoy. Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para que prevalezcan en Ucrania, pero también para que prevalezcan para toda la humanidad”. 

El Secretario General hace unas declaraciones ante la prensa sobre la actual crisis en Ucrania.

ONU//Loey FelipeEl Secretario General hace unas declaraciones ante la prensa sobre la actual crisis en Ucrania.

Vetarán la resolución, pero no nuestra voz

Durante la reunión y tras la votación, la primera en reaccionar a la votación del Consejo de Seguridad, fue la representante de Estados Unidos quien dijo: “Pueden vetar la resolución, pero no pueden vetar nuestra voz, no pueden vetar la verdad, no pueden vetar nuestros principios, no pueden vetar al pueblo de Ucrania, no pueden votar la Carta de la ONU y no pueden vetar la rendición de cuentas”.

A continuación, aseguró que la situación en Ucrania se examinará ahora en la Asamblea General, “donde el veto de Rusia no cuenta y las naciones del mundo pueden, y lo harán, pedir cuentas a Rusia, y solidarizarse con Ucrania”.

El embajador de México, por su parte, explicó que su país votaba a favor de la resolución “porque estamos viendo como un país agrede otro”, lo que supone una amenaza a la paz y a la seguridad, tal y como está recogido en la Carta de las Naciones Unidas.

Añadió que también votaba a favor porque México ha sido invadido cuatro veces, dos por Francia y dos por Estados Unidos, porque México siempre ha estado en contra de los actos de agresión, siempre ha estado en contra del uso de la fuerza, y su política exterior es siempre en favor de la paz.

Una panorámica de los diplomáticos que atienden la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Ucrania.

ONU/Evan SchneiderUna panorámica de los diplomáticos que atienden la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Ucrania.

Ucrania debe ser un puente entre

Explicando su abstención, el embajador chino explicó que “la seguridad de un país no debe venir a expensas de la seguridad de otros países (…) En el contexto de cinco expansiones de la OTAN, las legítimas aspiraciones de Rusia deben ser consideradas y deben ser tratadas apropiadamente”.

“Ucrania debe ser un puente entre el este y el oeste y no convertirse en una avanzada para la confrontación de las grandes potencias”, añadió.

Después, concluyó que la solución final de la crisis de Ucrania requiere abandonar a la mentalidad de la Guerra Fría y dar atención y respeto a las legítimas preocupaciones de seguridad de todos los países, y llevar a cabo negociaciones que construyan un balance un efectivo y sostenible, y un mecanismo de seguridad europeo.  

Resolución antirrusa y antiucraniana

El embajador de Rusia, Vasily Nebenzya, durante una sesión del Consejo de Seguridad sobre Ucrania.

ONU/Evan SchneiderEl embajador de Rusia, Vasily Nebenzya, durante una sesión del Consejo de Seguridad sobre Ucrania.

Por su parte, el embajador ruso calificó la resolución de “antirrusa y antiucraniana”. A continuación, dijo que no explicaría porque era antirrusa pues, en su opinión, era evidente, pero sí comentó que era antiucraniana porque “trata de cementar un sistema de poder que ha traído al país a un punto de tragedia que dura ocho años”.

Después, explicó que el voto en contra de Rusia “no es por lo que contiene la resolución sino por lo que deja fuera”.

“Si quienes han patrocinado la resolución hubieran tenido remotamente la intención de hacer una resolución equilibrada, no habrían dejado fuera asuntos que necesitan ser tratados y no pueden ser omitidos”, entre los que mencionó “el golpe de Estado de 2014” que “lanzó una guerra contra el este del país, bombardeando áreas residenciales”.

La responsabilidad de lo que está ocurriendo en Ucrania la tiene ustedes. El proyecto de resolución de hoy es otro intento brutal e inhumano de dar otro paso más en el tablero ucranio”, argumentó.

Ucrania no se rendirá

En su turno ante el Consejo de Seguridad, el representante permanente de Ucrania agradeció a las delegaciones que votaron a favor del proyecto de resolución y pidió un momento de silencio para honrar la memoria de los muertos.

“Anoche se vivió la noche más horrenda para Kiev desde 1941, desde los ataques de los nazis. Anoche nos atacó quien pretende estar luchando contra los neonazis. Rusia desea seguir con sus acciones nazis”, afirmó el embajador ucraniano, antes de añadir: “nada justifica los ataques contra hospitales y guarderías”.

El representante de Kiev advirtió, no obstante, que no habrá en su país hospitalidad de las tropas rusas. “Pueden detener la votación en esta sala, pero ¿pueden detener una guerra? Por desgracia, habrá miles de cuerpos de soldados rusos que serán enviados a sus madres. No tenemos otra opción. Debemos defender nuestro territorio. No nos rendiremos“.

Después concluyó asegurando que el pueblo ruso merece la paz, la libertad y la democracia.

Un momento de la reunión del Consejo de Seguridad sobre Ucrania.

ONU/Evan SchneiderUn momento de la reunión del Consejo de Seguridad sobre Ucrania.

La ONU entrega ayuda humanitaria

En su intervención ante la prensa, el Secretario General indicó que “hoy en Ucrania, a pesar de los crecientes desafíos operativos, la ONU está aumentando la entrega de ayuda para salvar vidas, incluso en la parte oriental del país, a ambos lados de la línea de [contacto]”. 

Reconoció que las necesidades humanitarias se multiplican y se extienden cada hora, que los civiles están muriendo y que al menos 100.000 ucranianos han huido ya de sus hogares, de los que muchos han cruzado la frontera de los países vecinos, lo que subraya el carácter regional de esta crisis creciente. 

 Para reforzar nuestra respuesta, Guterres anunció que ha nombrado a Amin Awad Coordinador de Crisis de la ONU para Ucrania. 

Recordó que todas las partes implicadas en este conflicto deben respetar el derecho internacional humanitario y garantizar la seguridad, y la libertad de movimiento del personal de la ONU y de otros trabajadores humanitarios. 

Especialmente en un momento como éste, es importante recordar que la ONU no es sólo la cámara que está detrás de mí. Son decenas de miles de mujeres y hombres de todo el mundo. Alimentando a los hambrientos. Vacunando a los niños. Promoviendo el desarrollo. Protegiendo a los civiles en las operaciones de mantenimiento de la paz. Mediando en conflictos. Apoyando a los refugiados y a los inmigrantes. Promoviendo los derechos humanos. Manteniendo, entregando y extendiendo una línea de vida de esperanza”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here