El reverendo Jesse Jackson, un afamado líder de derechos civiles y dos veces candidato presidencial, y su esposa, Jacqueline, fueron hospitalizados luego de dar positivo por COVID-19, según un comunicado el sábado.

Jesse Jackson, de 79 años, está vacunado contra el virus y recibió su primera dosis en enero durante un evento publicitado en el que instó a otros a recibir la vacuna lo antes posible. Él y su esposa, de 77 años, están siendo tratados en el Northwestern Memorial Hospital en Chicago.

“Los médicos están monitoreando actualmente la condición de ambos”, según el comunicado de la organización sin fines de lucro de Jesse Jackson, Rainbow / PUSH Coalition.

“No hay más actualizaciones en este momento”, dijo el comunicado. “Proporcionaremos actualizaciones a medida que estén disponibles”.

Un protegido del reverendo Martin Luther King, Jesse Jackson fue clave en la orientación del movimiento moderno de derechos civiles en numerosos temas, incluido el derecho al voto.

A pesar de haber sido diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, Jackson se ha mantenido activo y ha abogado por las vacunas COVID-19 para las personas negras, que están a la zaga de las personas blancas en la campaña de vacunación de los Estados Unidos. A principios de este mes, fue arrestado frente al Capitolio de los Estados Unidos durante una manifestación en la que pedía al Congreso que pusiera fin al obstruccionismo para apoyar el derecho al voto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here