El casi unánime rechazo de los peruanos a la destitución parlamentaria del presidente Martín Vizcarra por corrupción, según un sondeo publicado hoy, trasluce más pragmatismo que convicción en la inocencia del mandatario.
La encuesta del no gubernamental Instituto de Estudios Peruanos (IEP) indica que el 95 por ciento de los consultados prefiere que Vizcarra sea investigado por la Fiscalía y termine su mandato.

Solo cuatro por ciento cree que el Congreso de la República debe destituir a Vizcarra mediante un procedimiento ya iniciado, ante las acusaciones de cobro de sobornos cuando era gobernador de la sureña región de Moquegua.

Los motivos del rechazo a la vacancia (destitución) presidencial no cuestionan la gravedad de las imputaciones, por investigar y verificar, y están condicionados por la percepción de que defenestrar al mandatario puede traer consecuencias negativas, siempre según el estudio de opinión.

Entre quienes se oponen al cese, el 64 por ciento estima que la medida pondrá en peligro las elecciones generales de abril de 2021 y dejaría la presidencia en manos del conservador e impopular titular del Parlamento, Manuel Merino.

Para el 77 por ciento, echar al presidente dañaría la economía, mientras que para el 67 por ciento afectaría la lucha contra la Covid-19.

Los porcentajes bajan cuando el sondeo de IEP pregunta si Vizcarra es o no corrupto y un 48 por ciento cree que no lo es y otro 39 cree que sí; mientras están igualados en 39 por ciento los que creen en las acusaciones de cobro de sobornos y quienes lo perciben como inocente.

El sábado último, un sondeo similar, de la empresa Ipsos, verificó que el 78 por ciento de los encuestados se pronunciaron también contra la vacancia y señalaron que Vizcarra debe terminar su mandato y ser investigado después.

Según la analista Paula Muñoz, las cifras contrarias a la destitución evidencian una apuesta por la estabilidad y reflejan la percepción de que el mecanismo discrecional de la vacancia solo puede ser usado en forma excepcional y no como ‘un arma política’.

‘Hay un rechazo de la gente y en gran medida es por quien la propone, el Congreso’, declaró al diario La República el analista Hernán Chaparro, en referencia a la impopularidad del Parlamento, bajo control conservador.

El politólogo Alonso Cárdenas mencionó entre los motivos del rechazo a la vacancia, a que en la población ‘hay la percepción de que se busca vacar a Vizcarra para satisfacer intereses non santos que atentan contra la democracia misma’.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here