El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció el lunes a dos regiones separatistas en el este de Ucrania como entidades independientes, lo que hizo que Estados Unidos y Europa prometieran nuevas sanciones y subiera la apuesta en una crisis que Occidente teme podría desencadenar una gran guerra.

En un largo discurso televisado, Putin, visiblemente enojado, describió a Ucrania como una parte integral de la historia de Rusia y dijo que el este de Ucrania eran antiguas tierras rusas y que confiaba en que el pueblo ruso apoyaría su decisión.

La televisión estatal rusa mostró a Putin, junto con líderes separatistas respaldados por Rusia, firmando un decreto que reconoce la independencia de las dos regiones separatistas de Ucrania junto con acuerdos de cooperación y amistad.

Desafiando las advertencias occidentales contra tal movimiento, Putin había anunciado su decisión en llamadas telefónicas a los líderes de Alemania y Francia antes, quienes expresaron su decepción, dijo el Kremlin.

La acción de Moscú bien puede torpedear un intento de última hora de celebrar una cumbre con el presidente estadounidense, Joe Biden, para evitar que Rusia invada Ucrania. El rublo extendió sus pérdidas mientras hablaba Putin, y en un momento se deslizó más allá de 80 por dólar.

Biden emitirá pronto una orden ejecutiva que prohíbe “nuevas inversiones, comercio y financiamiento por parte de personas estadounidenses hacia, desde o en” las dos regiones separatistas, dijo la Casa Blanca. “También otorgará autoridad para imponer sanciones a cualquier persona que se determine que opere en esas áreas de Ucrania”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado.

Psaki dijo que vendrían más medidas y que las que se estaban preparando en respuesta al decreto de Putin estaban separadas de las sanciones que Estados Unidos y sus aliados han estado preparando si Rusia invade Ucrania.

La Unión Europea “reaccionará con sanciones contra los involucrados en este acto ilegal”, dijeron la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en un comunicado conjunto.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, acusó a Rusia de continuar alimentando el conflicto en el este de Ucrania y de “tratar de poner un pretexto” para una nueva invasión. Rusia anexó Crimea de Ucrania en 2014.

En su discurso, Putin profundizó en la historia que se remonta al imperio otomano y tan reciente como las tensiones por la expansión de la OTAN hacia el este, un gran factor de irritación para Moscú en la crisis actual.

Con su decisión, Putin hizo caso omiso de las advertencias occidentales de que tal paso sería ilegal, acabaría con las negociaciones de paz y desencadenaría sanciones contra Moscú.

“Considero necesario tomar una decisión que debería haberse tomado hace mucho tiempo: reconocer de inmediato la independencia y soberanía de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk”, dijo Putin.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here