Sebastian Sanchi, jefe de prensa de Diego Armando Maradona, ha compartido en instagram una foto que la legión de aficionados del legendario ’10’ estaban esperando: la del propio Diego sonriendo, después de la operación para quitarle el coágulo que le encontraron en el cerebro.

 Junto a Leopoldo Luque, su médico personal y cirujano encargado de la intervención, ambos aparecen posando sonrientes, lo que tranquiliza mucho sobre su estado.

“Pasó el temblor. Vamos Diego, carajo”, resume Sanchi, en clara alusión a las difíciles horas y días que pasaron desde que tuvieron que ingresar al hoy entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata. Maradona aparece con un aparatoso apósito donde le hicieron la incisión, a través de la que pudieron liberar el coágulo que había provocado su malestar inicial, y un intento de sonrisa, lo que ya ha tranquilizado a todos sus seguidores.

 A Maradona le queda una larga recuperación, no sólo física por la operación, sino también por sus adicciones. El abogado de Maradona, Matías Morla, confesaba que han sido días muy complejos en los que el legendario exjugador argentino pasó los peores momentos de su vida.

 Ahora tendrá que estar centrado en su rehabilitación, en la que entrará un proceso de desintoxicación por la fuerte adicción al alcohol que sufre a día de hoy. Para ello estará ya en su domicilio, ya que este mismo miércoles recibió el alta hospitalaria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here