Una fiscal en Michigan presentó cargos por homicidio involuntario contra los padres de Ethan Crumbley, Jennifer y James Crumbley, el adolescente de 15 años, acusado de ser el autor del tiroteo del pasado martes en la Escuela Secundaria de Oxford, en el que murieron cuatro estudiantes y otras siete personas resultaron heridas en el ataque.

Esta decisión judicial era la que se esperaba que tomara la fiscal tras considerar en la víspera que las acciones de los padres del joven “van más allá de negligencia”.

“Los padres fueron los únicos individuos en posición de conocer el acceso a armas”, dijo la fiscal del condado Oakland, Karen McDonald.

Y añadió: ” el arma parece haber estado completamente disponible para ese individuo”. El arma semiautomática la compró legalmente James Crumbley la semana pasada y se la dio a su hijo, dijeron los investigadores.

El joven fue imputado como adulto por una veintena de delitos, incluyendo asesinato, intento de asesinato y terrorismo, por el tiroteo del martes en la Escuela Secundaria de Oxford en el condado de Oakland, unas 30 millas al norte de Detroit.

La fiscal explicó que a los padres del adolescente los llamó un profesor unas horas antes del suceso porque encontró el dibujo de un arma, de una persona sangrando y las palabras “ayúdame”.

Después el joven volvió a su clase y más tarde salió del baño disparando un arma a los estudiantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here