Después de dos meses en Zona Naranja en Port Chester el estado de Nueva York ha declarado a la villa como Zona Amarilla, permitiendo de esta forma la reapertura de los restaurantes de la zona, aunque bajo estrictas medidas sanitarias.

Días atrás el consejal Alex Payán envió una carta al gobernador Cuomo, explicando la situación de los restaurantes y la comunidad de Port Chester, y el día de hoy hay respuesta por parte del gobierno de Nueva York.

Ahora se permitirá comer en los interiores de los restaurantes de Port Chester, sin embargo no se puede exceder a 4 personas por mesa.

De igual forma el uso obligatorio de máscaras, tanto para los trabajadores como los clientes, siempre que no estén sentados en sus mesas.

Además,  cada restaurante debe presentar su plan de reapertura solicitado anteriormente por el estado de Nueva York.

También el interior de los restaurantes debe cerrar antes de las 10:00 P.M. mientras que en la acera puede continuar después de tal hora.

Estas son buenas noticias para la villa de Port Chester, la cual demuestra el compromiso de sus ciudadanos en someterse a las medidas preventivas de Salud. A pesar de lograr salir de la zona naranja y mostrar una reducción del riesgo, hay que recordar que el virus continúa ahí, y no hay que bajar la guardia ante este.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here