Un oficial de policía de 22 años murió después de recibir un disparo al salir a atender una llamada de violencia doméstica en Harlem por la noche del pasado viernes.

La policía de Nueva York dijo que Jason Rivera, de 22 años, murió mientras que Wilbert Mora, de 27 años, se encuentra en estado crítico en el Hospital Harlem.

Cuando los oficiales respondieron al llamado de la madre (victima de violencia por parte de su hijo) se reunió con ella en frente del apartamento en la calle 135 alrededor de las 6:30 p.m.

Cuando fueron a una habitación trasera para hablar con el hombre, de repente sonaron disparos que los alcanzaron a ambos. El sospechoso de 47 años, que se cree que es el hijo, recibió un disparo de otro oficial. Más tarde fue identificado como Lashawn McNeil y se dijo que estaba en estado crítico.

El oficial Jason Rivera fue identificado por la policía. El comisionado de policía Keechant Sewell lo describió como un “hijo, esposo, oficial y amigo” cuando se dirigió a los miembros de la policía de Nueva York en el Hospital Harlem.

Rivera fue asignado a la comisaría 32, con sede en la misma cuadra que el tiroteo, que tuvo lugar en 119 W. 135th Street, a menos de un cuarto de milla de distancia.

El cuerpo de Rivera fue transportado desde el hospital a la oficina del médico forense, con una larga fila de vehículos policiales escoltados por completo. Los compañeros oficiales se alinearon en las calles para despedirse de una forma muy emotiva de su compañero caído.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here