Una nueva caravana de migrantes que salió desde Tapachula, Chiapas, con rumbo a Estados Unidos, tan solo duró 14 horas luego de ser disuelta con violencia por las autoridades de México.

En la caravana viajaban unos 2,000 migrantes que habían partido del sur de México con la ilusión de cumplir “el sueño americano”.

La mayoría de estas personas se encontraban desde hace meses en la frontera con Guatemala a la espera de documentos mexicanos de residencia o tránsito, para luego cruzar hacia Estados Unidos.

Los migrantes son de mayoría haitianos y otros provienen de Centroamérica y África.

Quienes iban en la caravana manifestarln a los medios de comunicación que abandonaron sus países de origen para huir de la violencia o “en busca de oportunidades para tener una vida mejor”.

Producto de la dispersión de la caravana hasta el momento se reportan varios niños perdidos.

Durante la acción de las autoridades mexicanas, un comandante dijo a su pelotón de la Guardia Nacional: “Nadie va venir a pisotear nuestro país”, para luego arremeter contra los migrantes. Estas imagenes causaron gran indignación en las redes sociales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here