El esperado debate entre Pedro Castillo y Keiko Sofía Fujimori en Arequipa buscó enviar este domingo un mensaje a los indecisos, renuentes a ambos candidatos por considerar a Castillo un peligro para economía y a Fujimori un riesgo para la democracia, al concentrar también el poder en el Congreso, además del poder del empresariado peruano que ha cerrado filas en torno a su candidatura.

“Vengo desde Puña (en Cajamarca), soy maestro del Ande, vengo con las manos limpias, vengo de la escuela olvidada. Es mentira que te vamos a quitar tu propiedad. Eso es mentira. No más pobres en un país rico, palabra de maestro”, dijo Pedro Castillo al inicio del debate.

“Tengo que empezar el debate denunciando los sucesos de violencia, usted con sus mensajes de odio ha generado (la violencia), porque está acostumbrado a tirar piedras. Esta es una de las piedras que tiraron con alguien de nuestra caravana y le rompieron la cabeza. Sueño con un Perú donde se preserve la paz y se distribuya la riqueza”, señaló Fujimori mientras mostraba una piedra ante los espectadores.

Los ataques entre ambos candidatos fueron los que marcaron el atropellado debate. Mientras la candidata tachó a Castillo, más de una vez, de “machista” y de “Pedro Tirapiedras”, acusándolo además de que se iba a quedar con los ahorros y las propiedades de los peruanos, Pedro Castillo le contestaba: “Aquí hay dos líderes políticos, un maestro y la jefa de una red criminal»”. Al tiempo que subrayó que Fujimori debería “pedirle perdón a las mujeres por el caso de las esterilizaciones forzadas”, por el que su padre, Alberto Fujimori, es investigado por la justicia.

“Yo no voy a levantar una palanca para electrocutar a mi madre”, dijo Castillo, al recordar una denuncia de la exesposa y madre de Keiko Sofía, Susana Higushi, contra su entonces esposo, Alberto Fujimori Fujimori, en la década de los noventa.

“No se dejen llevar por las mentiras y especulaciones de Perú Libre”, advirtió Fujimori, a lo que Castillo repuso: “Para hablar de corrupción hay que tener autoridad moral. Un corrupto no puede hablar de corrupción”, sentenció. La candidata cerró el debate mostrando en su mano la misma piedra con la que abrió el accidentado debate presidencial.

Al llegar a Arequipa, la comitiva de Fujimori fue duramente atacada con piedras, frutas podridas y huevos. Una de sus seguidoras sufrió además la rotura de la cabeza por el lanzamiento de una piedra. Según le medio RPP, siete personas resultaron heridas .

En Perú, debido a la legislación electoral, está prohibida la difusión de encuestas hasta el domingo anterior a las elecciones. Por ello, y de acuerdo a las últimas encuestas publicadas este domingo, ambos candidatos se encuentran en empate técnico.

Empate técnico

Según datos reflejados en la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Castillo tiene el 40,3 por ciento y Keiko Sofía, el 38,3 por ciento. La encuesta de Ipsos señala que Castillo tiene 45,1 por ciento de los votos y Keiko Sofía tiene el 43,1 por ciento. Esta es la tercera vez que Keiko Sofía se presenta a la presidencia, siendo también la tercera vez que pasa a la segunda vuelta: en el 2011 postuló contra Ollanta Humala y en el 2016 se enfrentó a Pedro Pablo Kuczynski. En ambos casos perdió por una escasa cantidad de votos.

 La diferencia en esta tercera vez es que Keiko Sofía, jefa de la oposición tras perder contra Kuczynski, regresó a los origenes del partido: se reconcilió con el jefe del clan, su padre Alberto Fujimori, y anunció su indulto. Además, lo ubicó como su consejero principal y le ayudó a que se reencontrase con su hermano, Kenji Gerardo, a quien hizo expulsar del congreso en el último mandato por apoyar a Kuczynski y desafiarla a ella ante el país.

Seguidores enfrentados

La polarización en la segunda vuelta entre los seguidores de Keiko Sofía Fujimori y de Pedro Castillo se siente sobre todo en Lima y en los centros urbanos. Mientras los seguidores de Fujimori dicen que Castillo traerá un gobierno comunista y el terrorismo que azotó al Perú con Sendero Luminoso entre 1980 y 2000; los seguidores de Castillo le recuerdan a Fujimori su papel como jefa de la oposición, donde se enfrentó a Kuczynski y luego a Vizcarra desde el Congreso donde dirigió a la mayoría de legisladores y censuró, por ejemplo, al ministro de educación, Jaime Saavedra, quien hoy trabaja como Director global de educación en el Banco Mundial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here