Otra empleada del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó haber sido víctima de acoso sexual, y asegura que el político la tocó de manera inapropiada en su residencia oficial a finales de 2020, conviertiéndose en la sexta mujer en acusarle de este tipo de comportamiento.

Según informó el medio local Times Union este martes, que no desvela la identidad de la nueva supuesta víctima, el suceso tuvo lugar después de que la mujer fuera convocada a la residencia oficial por asuntos de trabajo.

El diario señaló, asimismo, que la Fiscalía General de Nueva York ya ha sido informada de este nuevo alegato, mientras que la oficina del gobernador fue informada este lunes.

Minutos después de publicarse la noticia en los medios, Cuomo, de 63 años, participaba en una rueda de prensa telefónica para ofrecer una actualización del estado de la respuesta del coronavirus en Nueva York, en la que apuntó que desconoce la nueva acusación.

 “No me han informado de ninguna otra acusación. Como dije la semana pasada, esto es muy sencillo: nunca toqué a nadie de forma inapropiada”, dijo Cuomo, que subrayó además que ninguna mujer le dijo “en ese momento que les había hecho sentir incómodas”.

El gobernador apuntó además que “respeta” la investigación sobre las acusaciones que ha ordenado la fiscal general de Nueva York, Letitia James, y afirmó que toda mujer tiene derecho a denunciar públicamente un hecho, pero insistió en que antes de tomar ninguna decisión deben zanjarse las pesquisas.

La nueva acusación se conoce un día después de que James anunciara los nombres de las dos personas que liderarán el equipo de investigación sobre las acusaciones de acoso sexual, que proceden en su mayor parte de jóvenes mujeres con las que ha trabajado en los últimos años.

La acumulación de casos fragilizan aún más la posición del gobernador, en el poder desde hace diez años y cuyo mandato expira en 2022.

Cuomo con las manos en las mejillas de Anna Ruch, una de las jóvenes que acusa al gobernador

 Visto por muchos como un héroe en la lucha contra la pandemia en 2020, Cuomo, uno de los gobernadores estadounidenses más influyentes, es ahora objeto de numerosos pedidos de dimisión, incluyendo desde el campo demócrata.

Varios de sus compañeros del partido en Nueva York han pedido que presente su dimisión, mientras que este lunes la minoría republicana en la Asamblea Legislativa de Nueva York, anunció que va a comenzar el procedimiento para hacer un juicio político a Cuomo (“impeachment”, en inglés).

Asimismo, el gobernador se enfrenta a un cada vez mayor número de compañeros de partido que lo acusan de mala gestión de los geriátricos durante los primeros meses de pandemia y de acoso laboral.

Las posibilidades de prosperar el juicio político son inciertas, ya que una destitución requiere una mayoría simple en la Cámara Baja y dos tercios del Senado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here