“Todos queremos que los niños regresen a la escuela y todos queremos que las escuelas sean sitios seguros”, dijo este martes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanon Gebreyesus, y subrayó que la decisión de cerrar los centros educativos debe ser “un último recurso, temporal y sólo debe implementarse a nivel local en áreas con una transmisión intensa de COVID-19”.

En una conferencia conjunta con las titulares del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Tedros recordó que a nueve meses del inicio de la pandemia del coronavirus, quedan muchas preguntas en cuanto a la forma en que el COVID-19 puede atacar a niños y adolescentes quienes, en general, tienden a tener un cuadro leve de la enfermedad, aunque llega a haber casos graves o incluso fatales y aún se desconocen los efectos a largo plazo de la infección en estos grupos.

Pero la interrupción de la educación de esos colectivos tiene consecuencias devastadoras no sólo para ellos sino para la sociedad en su conjunto, por eso, es de vital importancia que puedan volver a sus escuelas.

“No hay cero riesgo”

Para ello, dijo Tedros, la sociedad tiene que trabajar unida. “Mantener a los niños a salvo y en la escuela no es sólo trabajo de las escuelas, los gobiernos o las familias. Es trabajo de todos, debemos trabajar juntos”, recalcó.

El jefe máximo de la OMS reconoció que “no hay cero riesgo”, pero aseveró que con una combinación adecuada de medidas, los niños pueden estar protegidos del contagio y aprender que la salud y la educación son los bienes más preciados de la vida.

En algunos países las escuelas han abierto; sin embargo, según los datos de UNICEF, una de cada cuatro todavía no tiene fecha para la reapertura.

La directora de esa agencia, Henrietta Fore, por su parte, urgió a los gobiernos a invertir de nuevo en la educación y a dar prioridad a la reapertura escolar cuando se levanten las restricciones impuestas por la pandemia.

Invertir en educación

Los responsables de las tres agencias destacaron la labor que han hecho en los meses de pandemia los maestros y las escuelas para que los niños continúen su aprendizaje, así sea a distancia; sin embargo, señalaron que los avances durante ese periodo han dependido de la capacidad de los sistemas para adaptarse a una educación a distancia. “Algunos países tienen los recursos y la infraestructura para hacerlo y otros no”, apuntaron.

En este sentido, reiteraron la importancia de que se invierta en todos los aspectos de la educación en el marco de la pandemia: capacitación de maestros, infraestructura física y digital, instalaciones sanitarias y de higiene adecuadas, agua limpia y jabón, así como otras medidas de sanidad y saneamiento e información para estudiantes y docentes.

Para apoyar a todos los gobiernos, independientemente de la fase de reapertura de escuelas en que se encuentren, la UNESCO, la OMS y UNICEF publicaron esta semana la guía “Elementos a tener en cuenta para las medidas de salud pública en las escuelas en el contexto del COVID-19”.

La guía brinda consejos prácticos con información actualizada de salud pública lo mismo para escuelas en zonas sin casos, con casos esporádicos, con grupos de casos o con transmisión comunitaria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here