La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó este jueves la muerte de una persona en las protestas contra la reelección presidencial de Evo Morales, las cuales ya dejan más de 300 personas heridas.

“Nada justifica el enfrentamiento entre bolivianas y bolivianos y es absolutamente inconcebible la muerte de ciudadanos”, señala un comunicado compartido en el sitio web de la ONU.

Las protestas en Bolivia iniciaron los últimos días de octubre ante denuncias de fraude electoral en las elecciones presidenciales a favor del presidente Evo Morales, que le daría su cuarto mandato consecutivo.

“Las Naciones Unidas expresan su profunda consternación e indignación ante los altos niveles de violencia registrados este miércoles, se solidariza con las familias de las víctimas y exige a la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Órgano Judicial que investiguen, procesen y sancionen a la brevedad posible a las personas responsables de estos atroces crímenes”, detalla el comunicado de la ONU.

Por su parte el Gobierno de Bolivia ha acusado a quienes protestan en su contra de intentar dar un “golpe de estado”.

La Organización recordó a las autoridades bolivianas que es su deber garantizar, los derechos humanos y les exhortó a actuar preventivamente ante cualquier acto de violencia.

La ONU en su comunicado además anunció que “deplora la violencia y el trato inhumano” que se ejerció contra la alcaldesa del municipio de Vinto, al igual que las agresiones a otras mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños.

La institución hizo un llamado al diálogo como única vía para evitar más muertes y recuperar la paz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here