La Organización de las Naciones Unidas (ONU) contempla que el Plan de Desarrollo para Centroamérica puede mostrar que la xenofobia “no es la única respuesta a la migración”,

El Salvador, Guatemala, Honduras y México se reunieron en la sede de la ONU en Nueva York, para abordar las causas de la migración en país por país y buscar alternativas y herramientas que desarrollen programas de respuestas en cada uno de estos países.

El Plan de Desarrollo Integral cuenta con el apoyo de 35 países y 18 agencias de las Naciones Unidas, informaron miembros de esa estrategia la cual se realizó en un evento de alto nivel celebrado este viernes en Nueva York en el margen de la Asamblea General de la ONU.

Según la ONU, el objetivo principal del plan es que “la migración nunca sea forzada”, sino opcional, que la gente no deba abandonar su país ni su modo de vida debido a la pobreza y falta de opciones.

El organismo además asegura que esta es una representa a un nuevo paradigma, ya que aborda el fenómeno de la migración con un enfoque diferente cuyos pilares son el desarrollo sostenible y la cooperación regional.

“¿Y si fuera posible tener una política de desarrollo frente a los grandes flujos migratorios que estamos viviendo? ¿Y si fuera posible algo distinto? ¿Y si el único camino no fuera el cinismo, la xenofobia, el odio? ¿Qué tal si hubiera otro camino posible hoy? En nuestras manos está demostrarlo. Precisamente porque pensamos que sí es posible estamos aquí y ahora nos toca hacerlo. ¡Hagámoslo!”, dijo Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México, quien argumentó que la iniciativa puede convertirse en una nueva respuesta a la migración a nivel global.

De acuerdo con un comunicado de prensa de la ONU, este proyecto surgió el año pasado tras la oleada de flujos migratorios masivos de los países del Triángulo Norte de Centroamérica hacia Estados Unidos, “una nación que les cerró las puertas, dejando varados en México a miles de migrantes”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here