Un agente de policía en Kenosha, en Wisconsin (EEUU), ha disparado por la espalda en siete ocasiones a un hombre afroamericano, que se encuentra grave en un hospital.

Entre la vida y la muerte se encuentra Jacob Blake, un ciudadano afroamericano de 29 años.

Los agentes llegaron a la cuadra 2800 de la calle 45, poco después de las cinco de la tarde de este domingo, para resolver un caso de violencia doméstica, pero aún se desconoce quién llamó y lo que sucedió antes del suceso, que quedó registrado en video. 

Por lo pronto, en el video que se viralizó en redes sociales se puede ver cómo Blake caminaba hacia la puerta de un vehículo gris, mientras que los dos policías le apuntan con sus armas y lo seguían. Cuando el hombre abrió la puerta del vehículo e intentó ingresar, uno de los agentes lo tomó por la camiseta, y es en ese momento se escucharon los disparos.

De acuerdo con el abogado de la familia Benjamin Crump, los tres hijos pequeños del hombre se encontraban en el vehículo cuando le dispararon. 

“Vieron a un policía dispararle a su padre. Estarán traumatizados para siempre. No podemos permitir que los oficiales violen su deber de protegernos”, escribió en su cuenta de Twitter.

Poco después de lo ocurrido el gobernador del estado, Tony Evers, emitió un comunicado solidarizándose con los familiares de Blake.

“Esta noche, Jacob Blake recibió varios disparos por la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin. Kathy y yo nos unimos a su familia, amigos y vecinos para esperar sinceramente que no sucumbirá a sus heridas. Si bien no tenemos todos los detalles aún, lo que sabemos con certeza es que él no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de personas encargadas de hacer cumplir la ley en nuestro estado o nuestro país”, aseguró. 

Por su parte, la policía del lugar confirmó haber actuado de forma inmediata cundo el hombre resultó herido, de hecho, fue trasladado en avión a un hospital de la ciudad de Milwaukee. 

La investigación de lo ocurrido está en manos de la División de Investigación Criminal del Departamento de Justicia de Wisconsin

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here