Los concejales Mark Gjonaj y Francisco Moya presentan un nuevo proyecto de ley que exigirá a las aplicaciones de servicios Delivery, cubrir los gastos de los repartidores de comida al momento de daños a la propiedad o gastos relacionados a la atención médica en caso de un accidente.

De ser aprobado, Nueva York sería la primera ciudad que exige a las empresas de reparto de alimentos como Uber Eats, DoorDash y Grubhub que reembolsen a los mensajeros o repartidores, los gastos por choques y accidentes en los que se involucren sus bicicletas, motos o autos.

“Desde antes de la pandemia hemos visto que nuestra comunidad y las comunidades inmigrantes han sido más que esencial para la economía de esta ciudad, fueron quienes mantuvieron esta ciudad funcionando. Es importante que hagamos todo lo posible para proteger a los trabajadores”, aseguró el concejal Moya, quien calificó la iniciativa de ley como otra oportunidad para proteger a los repartidores.

“Este proyecto protegerá a los trabajadores de costos asociados con accidentes, protegerá sus vidas y sobre todo esto proveerá alivio a gran parte de los deliveristas vulnerables económicamente”, agregó.

Actualmente cuando un repartidor sufre un accidente mientras entrega un pedido, debe responsabilizarse de los gastos de sus facturas médicas y de arreglar los desperfectos mecánicos y de carrocería. En cambio, si alguien es atropellado por un mensajero, esa persona paga su propia atención médica y sus bienes, salvo demanda judicial.

Los repartidores son contratistas independientes, por lo que las aplicaciones de reparto no suelen ser responsables de los accidentes. Esto, no obstante, cambiaría de llegar a hacerse ley este proyecto.

En septiembre, la ciudad de Nueva York aprobó un paquete de leyes que garantiza varios beneficios para los repartidores de comida, incluidos el salario mínimo, el acceso a baños y más.

Ese paquete aprobado incluye:

  • Se impedirá que las apps cobren a los trabajadores para recibir su pago.
  • Se obligará a las apps a revelar cómo reparten las propinas.
  • Prohibiría que las apps cobren a los repartidores por las bolsas de comida insuladas.
  • Los restaurantes deben permitir que los repartidores utilicen sus baños.
  • Los repartidores podrían elegir las condiciones de sus viajes, sin miedo a represalias. (Por ejemplo: qué tan lejos quieren viajar.)
  • Permitirá a los repartidores establecer pagos mínimos por viaje.

Un vocero de DoorDash declaró ante un medio de comunicación que la empresa siempre está trabajando para apoyar a sus empleados y mejorar sus condiciones de trabajo.

“Ofrecemos un seguro de accidentes laborales sin costo para los Dashers, sin necesidad de inscribirse, equipo de seguridad vial gratuito y con descuento, y tenemos un equipo de confianza y seguridad 24/7. La semana pasada lanzamos SafeDash, un conjunto de herramientas en la aplicación para la seguridad y la tranquilidad de los Dasher, que conecta a los Dashers con la ayuda cuando la necesitan. Estamos comprometidos activamente con la comunidad Dasher y centrados en trabajar con los responsables políticos y las fuerzas de seguridad sobre cómo todas las partes interesadas pueden apoyar mejor a los trabajadores de reparto de la ciudad de Nueva York”, dijo la empresa en un comunicado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here