La capilla donde permanece la imagen de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua, fue destruida por un incendio la mañana de este viernes, cuando un sujeto desconocido entró y lanzó una bomba, informó la Arquidiócesis de Managua.

A los pocos minutos los bomberos se hicieron presentes en el lugar, logrando controlar las fuertes llamas dentro del templo religioso.

Varias de las personas que se encontraban en el templo, reportaron a los medios de comunicación que escucharon como una explosión y que el fuego comenzó a consumir demasiado rápido el interior de la capilla.

La arquidiócesis de Managua compartió un primer comunicado donde condenan lo ocurrido este viernes en la catedral. Lo líderes religiosos están evaluando los daños y en las próximas horas estarán brindando un segundo comunicado.

Para la iglesia lo ocurrido es “un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable, por lo que debemos permanecer en constante oración para derrotar a las fuerzas malignas”.

valor histórico de la imagen

La imagen de la Sangre de Cristo de la catedral de Managua representaba un valor histórico incalculable, ya que en 2020 estaba cumpliendo 383 años de haber llegado al país.

La imagen provino de Guatemala y se le atribuye para los años de 1850, el milagro de detener una peste de cólera en el país.

Antes del terremoto de Managua en 1972, que destruyó casi toda la capital, la Sangre de Cristo estaba en la Basílica de San Antonio y luego fue trasladada a la comarca de Monte Tabor y posteriormente a la parroquia de Pio X y cuando se construyó la catedral, el cardenal Miguel Obando y Bravo decidió trasladarla a este templo.

La imagen es considerada por la iglesia Católica y la feligresía nicaragüense, como “muy milagrosa”.

La imagen fue traída desde Guatemala en julio de 1638 y la visitó en su altar el papa Juan Pablo II durante su segunda visita a Nicaragua, en enero de 1996.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here