El 19 de julio de 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) realizó su entrada triunfal en Managua, capital de Nicaragua, consagrando así su victoria sobre la dinastía somocista. El 17 de julio Anastasio Somoza, tercer miembro de la saga familiar en ocupar la presidencia, oficializaba su dimisión y huía al exilio en Miami con la connivencia del gobierno de Jimmy Carter, su aliado en la lucha contra la insurgencia sandinista.

Familias nicaragüenses disfrutan de los conciertos virtuales en honor al 41/19

El triunfo del Frente Sandinista fue un acontecimiento que conmovió al mundo e inspiró al movimiento revolucionario internacional. Su victoria se producía 20 años después de la toma de La Habana por Fidel Castro y lo hacía en un contexto de auge de la lucha guerrillera en América Latina.

El triunfo del FSLN inauguró una etapa de grandes transformaciones. Bajo la dirección de un joven líder guerrillero, el comandante Daniel Ortega, de tan solo 33 años cuando vence la revolución, Nicaragua experimentó una década de importantes avances sociales, entre los que podemos destacar: expropiación de los bienes de la familia Somoza para ponerlos al servicio de la mayoría social, inicio de la Cruzada Nacional de Alfabetización que redujo el analfabetismo del 52 al 12 %, creación de un sistema de salud y educación público, impulso a un programa de reparto de tierras entre campesinos, reconocimiento de la diversidad del Estado con la concesión de la autonomía a la Costa Caribe y celebración en 1984 de las primeras elecciones libres de la historia del país.

En la actualidad, Nicaragua continúa disfrutando de muchas de las conquistas alcanzadas en la década de 1980. Con la vuelta al poder del FSLN en 2007, tras 16 años de gobiernos neoliberales, el pueblo recuperó su soberanía y, con ella, los derechos sociales que la derecha les había arrebatado durante ese período. La Revolución Popular Sandinista continúa desarrollándose en esta segunda etapa, siendo un referente para toda Nuestra América. Es por ello que su conmemoración supone una de las fechas más relevantes en el calendario de la izquierda latinoamericana, reuniendo a cerca de un millón de personas el año pasado.

Celebración Virtual.

Desde 1979 los nicaragüenses han conmemorado estas fechas reunidos en la Plaza de la fe, en Managua, miles de asistentes se reúnen a esperar el mensaje del presidente de la República, Daniel Ortega.

Este año adaptados al nuevo contexto por el coronavirus las celebraciones que conlleva el triunfo de la revolución sandinista han sido completamente virtuales, entre conciertos, misas y el esperado discurso del mandatario hoy a las 5:00 pm,hora local.

Aunque el gobierno ha evitado la congregación masiva de los ciudadanos estos han tomado por iniciativa propia las calles llenandolas de júbilo y alegría por esta celebración Nacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here