El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió el miércoles seguir adelante con una feroz ofensiva militar en la Franja de Gaza, rechazando los pedidos de Estados Unidos de poner fin a la operación que ha dejado cientos de muertos.

Los duros comentarios de Netanyahu marcaron la primera ruptura pública entre los dos aliados cercanos desde que comenzaron los combates la semana pasada y podrían complicar los esfuerzos internacionales para alcanzar un alto el fuego.

Israel siguió atacando objetivos en Gaza con ataques aéreos, mientras que militantes palestinos bombardearon Israel con cohetes durante todo el día. En otra señal de posible escalada, los militantes en el Líbano lanzaron una andanada de cohetes hacia el norte de Israel.

Después de una visita al cuartel general militar, Netanyahu dijo que apreciaba “el apoyo del presidente estadounidense”, pero dijo que Israel seguiría adelante para devolver “la calma y la seguridad” a los ciudadanos israelíes.

Dijo que estaba “decidido a continuar con esta operación hasta que se cumpla su objetivo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here