Cientos de elefantes fueron encontrados muertos en solo dos meses en Botswana y nadie sabe por qué.

Defensores de la vida silvestre en ese país del sur de África contabilizaron más de 350 cadáveres de elefantes en el delta del Okavango desde principios de mayo, según informó Niall McCann, de la ONG National Park Rescuecon sede en Reino Unido.

Se desconoce la razón de estas muertes porque aún quedan semanas para que se sepan los resultados de laboratorio, dijeron desde el gobierno.

Botsuana es el hogar de un tercio de la población de elefantes de África, que se encuentra en declive.

McCann dijo a la BBC que los conservacionistas locales alertaron por primera vez al gobierno a principios de mayo, después de que emprendieron un vuelo sobre el delta.

“Vieron 169 en un vuelo de tres horas”, dijo. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue algo extraordinario”.

“Un mes después, nuevos vuelos identificaron muchos más cadáveres, lo que eleva el total a más de 350”, agregó.

“Esto no tiene precedentes en cuanto a la cantidad de elefantes que mueren en un solo evento no relacionado con la sequía”.

En mayo, el gobierno de Botsuana descartó la caza furtiva como una razón, señalando que los colmillos no se habían extirpado, según el sitio de ciencia e investigación Phys.org.

Existen otros elementos que apuntan a algo más que la caza furtiva.

“Solo los elefantes son los que están muriendo y nada más”, afirmó McCann. “Si los cazadores furtivos usaran cianuro, esperarías ver otras muertes”.

McCann también descartó tentativamente el envenenamiento natural por ántrax, que mató al menos a 100 elefantes en Botsuana el año pasado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here