Nuevo golpe para la imagen de la junta militar birmana. Este fin de semana, la representante de ese país asiático en el certamen de Miss Universo, Thuzar Win Lwin, utilizó el concurso para criticar en público al gobierno de los generales golpistas, que tomaron el poder por la fuerza el pasado febrero.

El concurso de belleza se celebró este fin de semana en Florida después de que tuviera que ser cancelado el año pasado debido a la pandemia del coronavirus.

 Durante la cita, Miss Birmania se coló entre las 21 finalistas, y aprovechó su tiempo en el escenario para llamar la atención sobre la asonada y la represión sangrienta de los uniformados contra las protestas prodemocráticas.

En total, unos 800 civiles han sido ya asesinados y han arrestado a más de 4.000 personas.

“Nuestra gente está muriendo y recibiendo disparos de los militares todos los días”, dijo durante la presentación de su vídeo biográfico, en el que mostraba imágenes suyas participando en las manifestaciones contra los golpistas.

 “Por lo tanto, me gustaría instar a todos a hablar sobre Birmania. Como representante de mi país en Miss Universo desde el golpe, yo he hablado todo lo que he podido”, añadió.

Thuzar Wint Lwin no llegó a la última ronda de la competición, pero ganó el premio al mejor traje nacional con un vestido del grupo étnico de los Chin al que pertenece (al noroeste de Birmania), donde en las últimas semanas se han registrado enfrentamientos entre el Ejército nacional y milicianos anti junta.

Durante el desfile con esa prenda, la concursante mostró un cartel en el que se leían “recen por Birmania”.

 Ese momento del concurso también fue aprovechado por la representante de Singapur, Bernadette Belle Ong, que escribió en el reverso de su vestido una petición para que se ponga fin al odio contra los asiáticos, que en los últimos meses ha provocado numerosos ataques contra miembros de esa comunidad.

La modelo birmana es una más de las docenas de celebridades locales (actores, cómicos, escritores, deportistas, artistas y demás) que han expresado en público su firme oposición al golpe y su apoyo a la líder electa, la Nobel de la Paz ahora detenida Aung San Suu Kyi.

Por su parte, la ganadora del concurso fue la mexicana Andrea Meza. A sus 26 años, la concursante quedó por delante de las representantes de Brasil y Perú, las otras dos finalistas, en una gala presentada por el actor estadounidense Mario López y la ex Miss Universo Olivia Culpo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here