Mientras millones de personas en Estados Unidos continúan capeando una mortal tormenta invernal sin electricidad, los pronósticos predicen que el hielo y las bajas temperaturas podrían continuar en algunos de los estados más afectados.

«Serán posibles franjas de media pulgada de hielo» durante los próximos tres días para áreas desde Texas hasta Mississippi y hasta Virginia, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés). «Todos los riesgos climáticos severos serán posibles, incluyendo un par de tornados» desde Florida hasta la costa de las Carolinas el jueves, dijo NWS.

 Esto ocurre mientras estados con inviernos típicamente suaves, como Texas, Oklahoma, Mississippi y Kentucky, se enfrentan a carreteras peligrosas, cortes de energía y de agua por las tormentas invernales. Esto ha provocado al menos 26 muertes, incluidas tres personas que murieron en incidentes relacionados con el monóxido de carbono y un conductor que chocó con una máquina quitanieves.

 La actual ronda de clima invernal está en marcha en las llanuras del sur y continuará desarrollándose a medida que empuja el clima invernal hacia el noreste. Luego, la tendencia al calentamiento comenzará en Texas este fin de semana y se moderará para el resto de las regiones que han sido afectadas por las gélidas temperaturas, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy.

Muchos de los que se enfrentarán a las duras temperaturas se encuentran entre los casi 3,5 millones de clientes que todavía están en la oscuridad, según PowerOutage.US.

Con la demanda de electricidad en un «máximo histórico», Nueva Orleans ha tenido que prepararse para cortes continuos de energía hasta la medianoche del miércoles, según NOLA Ready, la campaña de preparación para emergencias de la ciudad de Nueva Orleans.

En un estado con casi 3 millones de los apagones registrados en el país, el director ejecutivo del Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), Bill Magness, dijo que no sabe con certeza cuándo podría regresar la electricidad a los clientes.

«No podemos dejarnos caer en una situación en la que, al actuar prematuramente –odio decirlo porque ha sido un evento muy largo– pero al actuar prematuramente para cerrarlo por completo, terminemos en ese apagón que podría durar, ya saben, una cantidad de tiempo indeterminada», dijo Magness.

Lesiones y destrucción

Junto con los cortes de energía, el clima severo ha traído destrucción, lesiones e incluso la muerte.

Tulsa, Oklahoma, informó más de 100 roturas de líneas principales y de servicio de agua debido a las condiciones árticas, según la Junta de rotura de líneas de agua en el sitio web de la ciudad de Tulsa.

 «Las roturas de la línea de agua en Tulsa están creando condiciones peligrosas», tuiteó la policía de Tulsa con una foto de una patrulla estacionada que se atascó cuando se rompió una línea de agua y el líquido se congeló alrededor de las ruedas del vehículo.

Hasta el lunes, 123 personas habían sido hospitalizadas en todo el estado con lesiones relacionadas con el clima.

Funcionarios han advertido a los residentes que las condiciones hacen que las carreteras sean peligrosas y se han informado incidentes de tráfico mortales.

Una persona en el condado de Medina, en las afueras de Cleveland, murió cuando chocó contra una máquina quitanieves con su vehículo, anunció el martes el director de transporte de Ohio, Jack Marchbanks.

Según el director, 11 quitanieves han sido golpeados en Ohio solo en las últimas dos semanas, en comparación con ocho durante todo el invierno pasado. «Así que es muy traicionero allá afuera», dijo Marchbanks.

En Carolina del Norte, el sistema meteorológico produjo un tornado que arrasó el condado de Brunswick el lunes, lo que dejó tres personas muertas y 10 heridas, dijeron las autoridades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here