La quema de casillas para votar en tres municipios de Oaxaca ha llevado a cancelar las elecciones en Santa María Xadani.

Las autoridades locales se encuentran investigando los hechos mientras se esclarece lo ocurrido en otros puntos del Estado donde algunos ciudadanos han incendiado puntos de votación y se han registrado robos de boletas.

“Vamos a seguir trabajando para que prevalezca la paz”, ha afirmado el gobernador Alejandro Murat.

En Chiapas los tejados en llamas de las casillas se repiten. En tres de los 123 municipios se ha desistido en la instalación de las urnas debido a la situación de poca seguridad.

“Sobre las condiciones sociales adversas que se viven en esos municipios (los funcionarios del INE) se vieron en la necesidad de aprobar la no instalación de casillas y, por ende, la suspensión de las elecciones ordinarias”, ha comunicado el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana.

El viernes cinco trabajadores fueron asesinados en un vehículo que portaba papelería electoral en Pueblo Nuevo Solistahuacán, también en Chiapas.

Casi 95 millones de votantes están llamados a las urnas. En juego, 15 gubernaturas, la renovación de la Cámara de Diputados y un total de más de 20.000 cargos públicos.

La votación medirá las fuerzas del presidente, Andrés Manuel López Obrador y su partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que ha dominado sin dificultad el tablero político desde 2018 mientras asistía a la desarticulación de la oposición y de las fuerzas tradicionales, el PRI y el PAN.

Lo hará en un país convulsionado por la violencia. México se desangra entre balaceras, secuestros y asesinatos que han marcado la campaña electoral.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here