El Senador Bob Menéndez (D-N.J.), el Latino de más alto rango en el Congreso de los Estados Unidos, envió una carta junto a un grupo de colegas al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), instándoles que emitan una guía para todas las oficinas de campo y centros de detención de ICE contra la detención repetida de individuos previamente liberados debido a la pandemia de COVID-19 que hayancumplido con las condiciones de su liberación y que no representan ningún problema de seguridad pública.

“Es imperativo que las autoridades federales protejan la salud, la seguridad y los derechos de las personas detenidas, así como el bienestar del personal, las familias y las comunidades circundantes de los centros de detención de ICE”, escribieron los senadores.“Instamos al DHS e ICE a que tomen medidas para eliminar la imprevisibilidad, incertidumbre y arbitrariedad generada por los diversos enfoques de las diferentes oficinas de campo de ICE con respecto a la detención repetida de personas liberadas. Le pedimos que emitan rápidamente una guía a todas las oficinas de campos y centros de detención de ICE que individuos que han sido liberados debido a COVID-19, y que han cumplido y siguen cumpliendo con las condiciones de su liberación, puedan permanecer libres de custodia.”

Las instalaciones de detención de ICE han sido puntos de propagación del COVID-19, poniendo en peligro la salud y seguridad de los detenidos, el personal y a las comunidades circundantes. En abril de 2020, un juez federal otorgó un mandamiento judicial preliminar de emergencia que ordenó a ICE liberar a todos los inmigrantes detenidos en riesgo por COVID-19. Desde el 22 de marzo de 2021, ICE ha liberado a solo 3,741 detenidos, lo que representa menos del 16% de la población actualmente detenida. De acuerdo a la Union Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que cuenta con más de 800 clientes detenidos anteriormente que han sido liberados, muchas de estos individuos ahora viven en condiciones más seguras en casa con sus familiares, lo cual se conforma a los términos de liberación ordenadas por la corte y no representan ningún peligro para su comunidad.

Aunque algunas oficinas de ICE han acordado no volver a detener a nadie liberado por orden judicial como resultado de COVID-19, otras han tratado activamente de revocar las órdenes judiciales que conceden la liberación. Estas inconsistencias en los enfoques adoptados por las oficinas de campo de ICE resultan en imprevisibilidad e incertidumbre, sometiendo a las personas anteriormente detenidas a la posibilidad de ser nuevamente detenidos, y por lo tanto, estar en mayor riesgo de enfermarse de COVID-19.

La misiva, también firmada por los Senadores Cory Booker (D-N.J.), Elizabeth Warren (D-Mass.), Richard Blumenthal (D-Conn.), Alex Padilla (D-Calif.), Edward J. Markey (D-Mass.), Sheldon Whitehouse (D-R.I.) y Dianne Feinstein (D-Calif.), ha sido respaldada por la ACLU y la Coalición CAIR y forma parte de los esfuerzos de los senadores para proteger los derechos de los migrantes y solicitantes de asilo.

En marzo de 2021, los Sens. Menéndez y Booker se unieron a la Sen. Warren y varios de sus colegas en presentar un proyecto de ley bicameral, el COVID-19 in Immigration Detention Data Transparency Act, que requiere a las instalaciones de detención que recopilen y publiquen los datos sobre los casos de COVID-19, distribución de vacunas y medidas preventivas en vigor en estas instalaciones. El Sen. Menéndez lideró la introducción del proyecto de ley bicameral, el U.S. Citizenship Act of 2021– el plan audaz, inclusivo y humano del Presidente Biden para el futuro del sistema migratorio de los Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here