El Comité Especial de Descolonización abordó este jueves la cuestión de la soberanía de las Islas Malvinas (Falkland) en una sesión que culminó una vez más con una exhortación a los gobiernos de Argentina y el Reino Unido a reanudar el diálogo “a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica a la controversia”.

En una resolución adoptada por consenso, la ONU reiteró que la manera de poner fin a la “particular situación colonial” del archipiélago es la solución negociada de la controversia.

El texto -promovido por Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela-, lamenta que pese al amplio respaldo internacional a la negociación, todavía no se implementen las numerosas resoluciones de la Asamblea General sobre el tema.

El Comité escuchó a peticionarios de ambas partes, residentes de las islas, plantear sus razones para inclinarse por el otorgamiento de la soberanía a alguno de los dos Estados que la reclaman.

Sin respuesta

La sesión contó con la presencia del Ministro de Asuntos Exteriores de Argentina, Felipe Carlos Solá, quien denunció la falta de respuesta del Reino Unido y afirmó que no hay razones para no reanudar el diálogo excepto “la intención del Reino Unido de mantener la ilegítima situación colonial”.

No obstante, enfatizó la voluntad de su país de negociar, como lo demandan repetidamente las resoluciones de la ONU.

Solá explicó que el Reino Unido pretende desconocer esos llamados de la ONU amparándose en un supuesto derecho a la libre autodeterminación de los habitantes de las islas y alegando que sólo si ellos se manifiestan a favor de las negociaciones, el país accederá a entablar negociaciones.

Base militar

El canciller argentino dijo que la presencia británica en el Pacífico Sur tiene un componente militar que no se justifica con el argumento de garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

“No se justifica que haya una base de 2000 personas con elementos nucleares y cada vez más importante, y una militarización fuertísima que no tiene ninguna razón de ser en función de la actitud de Argentina, absolutamente pacífica. Malvinas se ha convertido en el portaaviones más grande del mundo, está en la zona estratégica e Inglaterra no está actuando para defender a los isleños, está actuando exclusivamente para mantener ahí una colonia que en el fondo es una base militar”, puntualizó en una rueda de prensa tras su intervención en el Comité.

El diplomático sostuvo que Argentina ya no está dispuesta a abrir ningún paraguas con respecto a la cuestión de la soberanía “sino a ponerla en el centro” de su relación con el Reino Unido.

Añadió que Argentina está plenamente asentada en Malvinas con un gobernador argentino, empresas y comercio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here