El secretario de Estado Mike Pompeo anunció una recompensa de US$5 millones por información que conduzca a la captura o enjuiciamiento de Maikel Moreno, presidente del Tribuna Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, y su esposa, Debora Sacha Menicucci Anzola.

Washington lo considera parte de redes internacionales de corrupción y crimen organizado, y sumó su nombre al de otros altos cargos de Venezuela por los que ofrece cuantiosas recompensas, entre ellos el propio presidente, Nicolás Maduro.

El pasado marzo, el Departamento de Justicia ofreció US$15 millones por la captura del mandatario, al que acusa de delitos de narcoterrorismo, mientras que al vicepresidente de Asuntos Económicos, Tareck El Aissami, se le reclama por narcotráfico.

Moreno rechazó las acusaciones y reprochó a Estados Unidos intentar “subvertir la institucionalidad democrática” mediante “manipulaciones y mentiras”.

Acusaciones

Ya cuando se anunció la recompensa por Maduro, el Departamento de Justicia incluía a Moreno en su lista de dirigentes venezolanos supuestamente corruptos.

La Fiscalía estadounidense presentó entonces cargos ante un tribunal de Florida por lavado de dinero.

En el comunicado emitido por Pompeo se dice que durante los últimos años, Moreno se ha valido de su posición como presidente del Tribunal Supremo de Justicia para recibir sobornos en metálico o propiedades a cambio de que influyera en decisiones judiciales, como el archivo de casos o la puesta en libertad de detenidos.

Moreno, útimamente ha sido objeto de críticas dentro y fuera de Venezuela por las sentencias del organismo que preside, que en los últimos meses ha suspendido a la junta directiva de los principales partidos opositores.

Muchos observadores han tachado esas decisiones como un intento del gobierno de Maduro de descabezar a la oposición de cara a las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here