La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC por sus siglas en Inglés) lanzó el pasado lunes, una campaña llamada “La Quiero Viva” para dar con el paradero de la soldado desaparecida desde el pasado 22 de abril.

LULAC es la organización de derechos civiles latinos más antigua y más grande de la nación, y ante las súplicas de la madre  de la joven, pide que apoyemos con un llamado al ejército de los Estados unidos para que haya más acción por recuperarla.

“Vanessa es nuestra hija, nuestra hermana, nuestra esposa y LULAC no parará de gritar ¡LA QUIERO VIVA! hasta que la traigan a casa con su familia y nuestra comunidad. No descansaremos  Nuestro país y el mundo vieron y escucharon las desgarradoras súplicas de Gloria Guillén, la madre de Vanessa, hace unos días mientras lloraba bajo el ardiente sol de Texas en la entrada de la base del ejército Fort Hood en Killeen, Texas” dijo Elsie Valdes-Ramos, vicepresidenta nacional para las mujeres de LULAC, a través de un comunicado de prensa.

La campaña bajo el nombre “La Quiero Viva” es una manera de demostrar apoyo hacia la familia de Guillen, dejarles saber que representantes de LULAC se están esforzando para defender los derechos humanos de los latinos y obtener respuestas a muchas incertidumbres y preguntas tras su desaparición de la base militar.

La joven soldado, Vanessa Guillen

“El ejército de los EE. UU. Debe responder por la desaparición de Vanessa con una investigación completa para determinar si aquellos bajo la supervisión de los cuales esto sucedió fueron negligentes en su deber. Las condiciones en la base dieron lugar al tipo de acoso sexual que Vanessa le dijo a su familia que estaba soportando antes de su desaparición. El personal del Ejército en Fort Hood, hasta el oficial de más alto rango, debe rendir cuentas sin excusa ni excepción” puntualizó el comunicado.

LULAC ha asegurado no descansar hasta que Guillen vuelva con su familia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here