El expresidente Luis Inácio Lula da Silva (2003-2011) aseguró por primera vez que quiere ser candidato en las elecciones presidenciales de Brasil en 2022 y que se enfrentaría al actual mandatario, Jair Bolsonaro.

En una entrevista publicada por la revista Paris Match el exmandatario dijo que si está “en la mejor posición para ganar” y tiene “buena salud” no dudará en ser candidato contra Bolsonaro.

“Si estoy en la mejor posición para ganar las elecciones y con buena salud, sí, no dudaré”, dijo.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) considera que fue un “buen presidente” y que bajo su “mandato Brasil se volvió un importante actor en el escenario mundial” al tejer “sólidos lazos” con Europa, Suramérica, EEUU, China, Rusia y África.

 A mediados de abril pasado el Supremo Tribunal Federal (STF) brasileño confirmó el fallo que anuló las condenas contra el expresidente por corrupción y lavado de activos, por lo que podría aspirar a la Presidencia en las elecciones del próximo año.

La decisión, que se tomó por ocho votos a favor y tres en contra, indicó que la investigación contra el exmandatario no debió llevarse a cabo en la ciudad de Curitiba, en el juzgado liderado por Sergio Moro, exministro del actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

A comienzos de marzo el juez de la Suprema Corte Federal de Brasil, Edson Fachin, revocó todas las condenas del expresidente Lula da Silva relacionadas con las investigaciones de la Operación Lava Jato, con lo que el político recuperó sus derechos políticos.

Lula Da Silva fue condenado a más de 12 años de cárcel por delitos de corrupción y blanqueo de capitales en dos casos, por lo que no pudo presentarse a las elecciones de 2018 que ganó Bolsonaro.

Una encuesta publicada la semana pasada por el Instituto Datafolha, el líder izquierdista ganaría las elecciones en primera vuelta con el 41% de los votos y en segunda vuelta con el 55%, frente a un 32% de apoyos que alcanzaría Bolsonaro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here