Luis Arce fue investido presidente de Bolivia en una sesión solemne en la Asamblea Legislativa Plurinacional, mientras David Choquehuanca juró previamente como vicepresidente en una jornada considerada histórica a un año del golpe de Estado contra Evo Morales.

Arce asumió formalmente su cargo de presidente en Bolivia al prestar juramento de rigor ante la Asamblea, mientras recibió la banda y medalla presidencial de manos de Choquehuanca, quien asumió la jefatura del parlamento en ocasión de la toma de posesión.

En el primer discurso de Luis Arce como presidente de Bolivia, promete reconstruir al país suramericano, luego que el Gobierno de facto durante un año de gestión destruyó la economía y la democracia.

 “En un año se retrocedió en todas las conquistas del pueblo boliviano, gobernaremos con responsabilidad e inclusión, con el objetivo de que Bolivia vuelva a la senda de la estabilidad, esperando ser como el gobierno boliviano del pueblo que se levantó para recuperar la democracia”, prometió.

Agregó que se vencerá a la pandemia de la Covid-19 y la crisis económica, como lo hicieron antes.

“Se usó la pandemia para prorrogar a un gobierno ilegal e ilegítimo”, denunció, de nuevo aludiendo al régimen de la autoproclamada presidenta Jeanine Añez que, en sus palabras, “mutiló” los derechos y libertades democráticos fundamentales en el país.

Luis Arce a través de las redes sociales, aseguró en mejorar las relaciones, tras la elección de Joe Biden, con Estados Unidos, con quien las relaciones diplomáticas están rotas desde que en 2008 se expulsara a sus respectivos embajadores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here