Los Rams de Los Ángeles obtuvo el trofeo de campeón tras vencer a los Bengals (23-20).

Burrow, sin embargo, cayó en una espiral de errores que no le ayudó parar ampliar la ventaja en el último cuarto. Una lesión en una de sus piernas le dejó tocado, pero bajo ningún motivo se quiso retirar del Super Bowl.

Tampoco quiso hacerlo Matthew Stafford, quien tuvo que someterse a un vendaje voluptuoso en uno de sus tobillos. Los de Cincinnati fueron devorados por Donald y Miller.

La estocada, que les dio los puntos necesarios, vino de parte de los socios de oro: Matthew Stafford y Cooper Kupp para quedarse con el juego 23-20. Kupp, el receptor de los Rams, fue galardonado con el premio a mejor jugador del juego aunque desde las gradas pedían a Aaron Donald como el gran héroe.

Los Rams, que en 2016 regresaron a Los Ángeles, se dejaron querer y se convirtieron en la segunda franquicia en ganar en casa, después de los Buccaneers de Tom Brady, en 2021.

Los Rams ya suman su segundo Super Bowl, el primero fue en la temporada 1999-2000. Ahora pueden sentirse seguros de echar raíces en Los Ángeles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here