Goya,la marca de alimentos de propiedad de hispanos más grande del país, está enfrentando una violenta reacción por parte de sus clientes luego que su director ejecutivo alabara públicamente al presidente, Donald Trump, con quien se reunió este jueves en la Casa Blanca.

Los hashtag #BoycottGoya y #GoyaFoods se transforaron en tendencia en Estados Unidos. Los latinos también están utilizando el hashtag #goyaway.

Trump se acercó a los votantes latinos este jueves con la promesa de expandir su “Iniciativa de Prosperidad Hispana”, un esfuerzo que se dice incluye más apoyo a los contribuyentes para acceder a escuelas autónomas y privadas, y agrega beneficios fiscales para el desarrollo de la “zona de oportunidades” en barrios urbanos.

La elección de la escuela, dijo Trump, “es un gran problema de derechos civiles y puede ser el mayor problema de nuestros tiempos”.

En el evento, que incluyó la firma de una orden ejecutiva, Trump recibió a un grupo de hispanos que lo apoyan -entre ellos políticos y magnates- fue el mismo día en que se reunió con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien enfrentó críticas de sus propios ciudadanos por este encuentro.

El presidente de Goya, Robert Unanue, asistió al evento y aprovechó la ocasión para anunciar una donación de un millón de latas de garbanzos y un millón de libras de otros alimentos.

“Somos realmente bendecidos de tener un líder como el presidente Trump, quien es un constructor”, dijo Unanue en la Casa Blanca.

La mención desató una ola de críticas contra la compañía con base en Nueva Jersey, que fue fundada en 1936 por inmigrantes europeos. Algunos llamaron a los consumidores a considerar otras marcas del mismo producto.

Alimentos Goya no ha respondido a la solicitud de un comentario al respecto.

“Los estadounidenses deberían pensar dos veces antes de comprar sus productos”, tuiteó el ex secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro.

Muchos latinos sienten que Trump ha deshumanizado y atacado a los inmigrantes de la frontera sur con fines políticos desde que lanzó su campaña presidencial en 2016, cuando sugirió que los mexicanos recién llegados eran delincuentes y violadores.

“Es vergonzoso y espantoso que el presidente de Goya elogie al presidente más antilatino en la historia de nuestro país”, dijo Nathalie Rayes, directora ejecutiva de Latino Victory Fund.

“Trump le ha faltado el respeto y ha atacado a la comunidad latina desde el día uno”, agregó, “llamamos a  realizar un boicot a los productos de Goya y a todo el que se ponga al lado de Trump en contra de nuestra comunidad”.

La política presidencial de la separación de familias en la frontera y su intento por desmantelar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) de la era Obama, que permite a jóvenes inmigrantes que han permanecido en Estados Unidos desde que eran niños mantenerse en el país, no han ayudado en su popularidad entre los latinos.

El año pasado, la ONG Centro Legal Sobre la Pobreza Sureña publicó varios correos electrónicos del asesor de la Casa Blanca Stephen Miller, arquitecto de la política de inmigración de Trump, quien citó y promovió las ideologías nacionalistas blancas.

La organización de jóvenes inmigrantes Unidos Soñamos dijo en Twitter que apoyaba el boicot a Goya por normalizar su relación con la Casa Blanca.

“No apoyamos a compañías que respaldan y cumplen con un régimen supremacista blanco”, dijeron. “Bajo el capitalismo, conozcan el poder del dólar en sus ojos. Lo estamos usando para hacer una declaración”.

La congresista demócrata por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez sugirió cómo prescindir de productos Goya para cocinar un plato tradicional de Puerto Rico.

“Miren, así suena cuando busco en Google ‘cómo hacer tu propio adobo”, escribió antes de compartir una receta de un amigo.

El centro para inmigrantes Raíces, con base en Texas, escribió en Twitter que los porotos negros en lata de Goya “ni siquiera son tan buenos”. “Por lo visto sus opiniones y políticas son peores”, añadió.

El escritor gastronómico del sur de California Bill Esparza dijo en Twitter que había hecho un “control de despensa” rápido para asegurarse de que no hubiera productos Goya en su hogar. “Todo limpio”, escribió.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here