Por Dr. Amín Cruz, PhD, diplomático, historiador, educador, periodista, escritor, presidente del Congreso Mundial de Prensa y presidente del Congreso Mundial de Universidades, residente en New York.

“La homeopatía permite curar a más personas que cualquier otra terapéutica. Es el método más reciente y el más especializado para tratar de modo económico y no agresivo”. Mahatma Gandhi 

La homeopatía es una disciplina o cuerpo doctrinal que se desarrolló por el médico alemán, Samuel Christian Friederich Hahnemann a finales del siglo XVIII. “Homeopatia” palabra de origen griego (homeo = “similar” + patia = “sufrimiento”, es decir sufrimiento similar”. 

La homeopatía forma parte de las llamadas terapias alternativas o complementarias. Su regulación, comercialización y empleo son objeto de debate en los medios de comunicación. También en las sociedades científicas y entre los profesionales sanitarios. Hoy en día, los estudios científicos de calidad nos dicen que no han podido demostrar su eficacia. Ni para tratar ni para prevenir las enfermedades para las que se usa. 

La homeopatía se basa en tres principios: 

– Principio de similitud 

– Principio de potenciación (dosis infinitesimales) 

– Principio de individualización del tratamiento. 

El doctor Hahnsemann fue un experto en la preparación, uso y manejo de las sustancias medicamentosas que se utilizaban en aquella época. Creía necesario probar las sustancias en un cuerpo sano. Como era un conocedor de la química, de la mineralogía y de la botánica, probó en su propio cuerpo la corteza de quina, un producto que se utilizaba para tratar las fiebres tercias y cuartas. Al cabo de unos días le apareció un cuadro de fiebre y, de este modo, se dio cuenta de que la misma sustancia que podía provocar un síntoma determinado, también podía curarlo. Este es uno de los principios en los que se basa la Homeopatía, la ley de similitud.

Así, Hahnemann comenzó a estudiar a utilizar ciertas sustancias como la Belladona, el Arsénico (plantas originalmente tóxicas), con fines terapéuticos. Conocía la semejanza que existía entre algunas enfermedades y los efectos tóxicos de algunas sustancias. Por ello, administraba al enfermo la sustancia que en experimentación había provocado un cuadro semejante al que presentaba la paciente cuestión. Los enfermos, tras una agravación transitoria de sus síntomas, empezaban a mejorar hasta la desaparición completa de su enfermedad.

Hahneman pensó que la agravación de la salud del paciente se debía a la excesiva cantidad de medicamento administrado. Por ello, disminuyó considerablemente la cantidad diluyéndolo y agitándolo vigorosamente tras cada dilución. Así, observó que cuanto más diluido estaba el medicamento menos empeoraba el paciente y su efecto curativo se iniciaba antes.

Describió con todo detalle la elaboración del medicamento y bautizó esta técnica como homeopática. ventajas de su método homeopático: 

  • Los medicamentos homeopáticos son efectivos. 
  • Siempre habrá medicamentos disponibles para todos los pacientes. 
  • Cada medicamento se elabora de forma personalizada. 
  • Favorece el autocuidado en el paciente, porque este debe entender su padecimiento para ser sanado. 
  • Todos los medicamentos son altamente seguros, porque se centran en el paciente. 

La mayor parte de los remedios homeopáticos que se usan actualmente fueron ideados en el siglo XIX. Proceden de una sustancia de origen mineral, animal o vegetal. Esta se disuelve y agita sucesivamente en una solución hidroalcohólica (contiene agua y alcohol). Y estas diluciones después se usan para fabricar los preparados comerciales. 

Las formas más comúnmente utilizadas son los gránulos y los glóbulos. Son bolitas que se ponen debajo de la lengua. Están hechas de una sustancia inerte (a menudo azúcar, o lactosa), sobre la cual se pulverizan las soluciones anteriores. También hay otros preparados en forma de comprimidos, jarabes, gotas, pomadas, supositorios, etc. 

Los homeópatas la recomiendan en todo tipo de patologías, tanto agudas como crónicas. E incluyen enfermedades graves y difíciles de tratar. También, para prevenir infecciones respiratorias y otras enfermedades. Son las llamadas vacunas homeopáticas o “nosodes”. Además, aseguran que su terapia reduce los efectos adversos de los medicamentos contra el cáncer. La homeopatía es una “terapia alternativa”. 

Es una pseudociencia basada en argumentos de hace más de 200 años. No tiene ninguna explicación científica según el método investigador actual. La Homeopatía es una terapéutica profunda dirigida al enfermo como totalidad, atendiendo así a los síntomas de las tres esferas o planos del enfermo: 

Plano mental o psíquico 

Plano funcional 

Plano orgánico 

Parte de su éxito puede que se base en las deficiencias de nuestro modelo sanitario que alejan al paciente del mismo. También, en la opinión y en la seguridad que trasmite el terapeuta homeópata y en la falsa creencia de que se trata de una medicina “natural”. 

Por consiguiente, aprovechando estas líneas el Congreso Hispanoamericano de Prensa, el Congreso Mundial de Prensa y el Congreso Mundial de Universidades felicita a la M.D. Luz Marina López Martínez por el día de Homeópata ella es de nacionalidad colombiana quien es Médico cirujano de la Universidad del Rosario de Bogotá, Colombia y Especialista en Medicina Homeopática de la Fundación Universitaria Luis G Páez de Bogotá de la cual fue cofundadora y rectora.  

Miembro de la Liga Internacional de Homeopatía y de la Asociación Colombiana de Médicos Homeópatas de Colombia, así como Docente de Homeopatía desde hace 35 años en diplomados en diferentes universidades de Colombia tales como del posgrado de Medicinas Alternativas y Farmacología Vegetal de la universidad Juan N. Corpas, del diplomado de Terapias Alternativas de la Universidad del Rosario, y de la Universidad El Bosque y de la Escuela de Medicina de Ciencias de la Salud. 

Ha participado como ponente en congresos de Homeopatía nacionales e internacionales, así como también participo en el Ier. Gran Encuentro Internacional de Medicina Natural efectuado en la Ciudad de Nueva York de manera virtual. Co-creadora de la Escuela de Medicina Homeopática en boliviana, así mismo fue directora durante varios años del Instituto Homeopático Luis G. Páez de Bogotá. 

También se dedica a dar apoyo psicoterapéutico con el método de Terapia Regresiva de Auto Consciencia de la cual es co-creadora y terapia de perdón y reconciliación con el método de Ho’Hoponopono. Conductora de grupos de estudio de la Guía Vivencial de la Novena Revelación de James Red Field. 

Autora del Himno de la Homeopatía. Coautora de libros como: Fundamentos Teóricos de la Homeopatía; Doctrina Homeopática; Materia Médica Homeopática, Autora de Notas de Pies de página de la VI edición del Órganon de la Medicina de Samuel Hahnemann 

La homeopatía funciona provocando mecanismos de adaptación del organismo que le ayudan a regularse y a recuperarse, por lo que, con este importante evento, mostraremos al mundo que construir un mejor país a través de la Homeopatía, ciencia responsable de mantener al enfermo como prioridad en todos sus niveles: biológico, psicológico, social y como parte del ambiente, fuerza unificante para lograr la salud de todos y que de su preservación dependemos todos. 

“Los tesoros más inestimables son; la conciencia intachable y la buena salud. El amor por Dios y el estudio de si propio ofrecen una; la homeopatía ofrece la otra.”
Samuel Hahnemann 
 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here