Las ráfagas de viento del huracán Delta dejaron en Cancún postes y árboles caídos, tras tocar tierra este miércoles en la costa caribeña, donde hasta el momento no se reportan víctimas.

Poco más de la mitad de Cancún y los balnearios vecinos de Playa del Carmen y Cozumen permanecen sin energía eléctrica, luego de que el huracán ingresara de madrugada en la península de Yucatán.

De acuerdo con reportes de la AFP, los vientos batían las palmeras, muchas de las cuales terminaron en el suelo, al igual que postes, tendidos eléctricos, señales de tránsito y avisos comerciales.

El huracán Delta había alcanzado la categoría cuatro en una escala de cinco.

Con vientos de hasta 175 km/h, el ciclón entró por la Península de Yucatán, cerca de la ciudad de Puerto Morelos, entre los balnearios turísticos de Cancún y Playa del Carmen, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

De acuerdo con el más reciente informe de la institución, el centro de Delta estaba “a punto de emerger fuera de la costa noreste de la península de Yucatán” con vientos de hasta 165 km/h.

Se pronostica que en su avance este miércoles y jueves por el Golfo de México rumbo a Estados Unidos, el meteoro se fortalezca nuevamente y “pudiera convertirse en huracán intenso otra vez”, añade el NHC.

Al menos 6.500 militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fueron desplegados en Yucatán y Quintana Roo para auxiliar a las comunidades afectadas por el paso de Delta.

Además de Yucatán y Quintana Roo, las precipitaciones se extendían a los vecinos estados de Campeche y Tabasco, según las autoridades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here