Las necesidades humanitarias en Beirut son enormes e inmediatas, alertan las agencias de la ONU

0
147

Las necesidades humanitarias son enormes e inmediatas en todo Líbano tras la explosión del 4 de agosto que destruyó el puerto de la ciudad de Beirut, afirmaron este viernes las agencias de las Naciones Unidas.

Los últimos informes cifran en al menos 150 muertos y miles de heridos el saldo humano del estallido, pero es probable que esa cantidad aumente, ya que los equipos de rescate aún buscan sobrevivientes entre los escombros.

Este viernes el director de la Oficina de Asuntos humanitarios anunció la liberación de seis millones de dólares del Fondo Central para Emergencias de la ONU, ampliando el presupuesto de ayuda de la Organización para la catástrofe a 15 millones (9 millones ya habían sido liberados por la oficina local en el país). El dinero será destinado para la reparación de hogares dañados, operaciones logísticas y apoyo inmediato al sistema de salud.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, dijo que aún hay muchas personas desaparecidas y que los hospitales están desbordados.

Tres de esas instalaciones sanitarias son “no funcionales”, dos más han sido parcialmente dañadas, y el desastre dejó un total de 500 camas de hospital fuera de acción.

La gente sigue bajo los escombros.

“El enfoque inmediato ahora está en el cuidado de los heridos y en la búsqueda y rescate, por supuesto, eso es muy importante. Todavía hay cuerpos bajo de los escombros y todavía hay personas vivas atrapadas por lo que podemos ver en los informes de los medios; y esa es la prioridad ahora y, por supuesto, entregar suministros, comida, refugio, medicinas, así como equipo médico para situaciones de trauma y para todas las otras enfermedades que no se pueden tratar ahora en los hospitales”, informó Lindmeier a la prensa en una videoconferencia desde Ginebra.

En medio de las preocupaciones sobre el polvo potencialmente dañino creado por la explosión de unas 2750 toneladas de nitrato de amonio, el portavoz de la OMS señaló que el Ministerio de Salud libanés aseguró que hubo una disminución en el nivel de toxicidad dos horas después de la explosión.

Se disparan los casos de COVID-19

“Los casos de COVID-19 se dispararon con un récord de 255 infecciones registradas el jueves”, detalló Mercado.

Hasta la fecha, Líbano ha visto 70 muertes por COVID-19 y 5672 casos en total. Las áreas alrededor del sitio de la explosión se encuentran entre los grupos de transmisión más activos.

“Es imposible para los afectados practicar el distanciamiento seguro y hay una necesidad desesperada de mascarillas, pero para la mayoría de las personas en este momento el COVID-19 no es lo más importante”, indicó la funcionaria de UNICEF.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here